• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Cuba cierra filas con Venezuela ante EE UU en pleno restablecimiento de relaciones

La Unión Europea aseguró que "no está considerando" imponer "medidas restrictivas" contra Caracas, según su portavoz Maja Kocijancic | Foto: AFP

La Unión Europea aseguró que "no está considerando" imponer "medidas restrictivas" contra Caracas, según su portavoz Maja Kocijancic | Foto: AFP

El líder cubano Fidel Castro felicitó a Maduro por su "brillante y valiente discurso frente a los brutales planes del gobierno de Estados Unidos", en una escueta carta publicada también este martes por la prensa cubana.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuba cerró filas este martes con Venezuela, su principal aliado, ante la ley sancionadora de Barack Obama que considera a Caracas "una amenaza a la seguridad nacional", lo que provoca el primer enfrentamiento desde que La Habana y Washington decidieron restablecer relaciones.

"Cuba ha conocido la arbitraria y agresiva Orden Ejecutiva emitida por el presidente de los Estados Unidos contra el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela", dijo una declaración del gobierno cubano, que reiteró "su incondicional apoyo" a Venezuela y su presidente Nicolás Maduro.

La declaración oficial cubana se produce en medio de las negociaciones que lleva adelante con Washington para el restablecimiento de relaciones, anunciado por los presidentes Obama y Raúl Castro el 17 de diciembre y cuya implementación ha sido tratada ya en dos rondas diplomáticas en enero y febrero.

También a un mes de la Cumbre de las Américas, que se realizará en Panamá el 10 y 11 de abril, a la que Cuba acude por primera vez y que marcará el encuentro personal entre Obama y Castro.

El lunes Obama escaló el tono contra Venezuela, al implementar sanciones ya anunciadas contra funcionarios de Caracas y afirmando que la situación en el país suramericano representa una "amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional" de Estados Unidos.

La orden ejecutiva prohibió la entrada a Estados Unidos y decretó el congelamiento de bienes y cuentas bancarias de siete funcionarios y exfuncionarios de instancias policiales, militares y judiciales, incluyendo el jefe de inteligencia, Gustavo González.

"Nadie tiene derecho a intervenir en los asuntos internos de un estado soberano ni a declararlo, sin fundamento alguno, como amenaza a su seguridad nacional", dijo Cuba en apoyo a su principal aliado político y económico desde hace 15 años.

Además de su fuerte alianza política desde el gobierno anterior del fallecido Hugo Chávez (1999-2013), Venezuela es el principal suministrador de petróleo a Cuba con facilidades de pago y el principal receptor de sus servicios médicos, que reporta los mayores ingresos de la isla.

Maduro dijo en Caracas que el decreto de Obama es el paso "más agresivo, injusto y nefasto" que ha dado Washington contra Venezuela, y anunció que solicitará ante la Asamblea Nacional una ley "habilitante antiimperialista", que le dé poderes para defender la paz y la soberanía.

Fidel Castro aplaude a Maduro

Por su parte, el líder cubano Fidel Castro felicitó a Maduro por su "brillante y valiente discurso frente a los brutales planes del gobierno de Estados Unidos", en una escueta carta publicada también este martes por la prensa cubana.

"Tus palabras pasarán a la historia como prueba de que la humanidad puede y debe conocer la verdad", señaló Castro en la misiva al mandatario venezolano.

El gobierno cubano afirmó que "la gravedad de esta acción ejecutiva ha puesto en alerta a los gobiernos de América Latina y el Caribe", que en enero de 2014 declararon la región como Zona de Paz y "repudiaron cualquier acto que atente contra ello, pues acumulan suficientes experiencias de intervencionismo imperial en su historia".

La Unión Europea aseguró que "no está considerando" imponer "medidas restrictivas" contra Caracas, según su portavoz Maja Kocijancic.

La declaración cubana recuerda que la orden de Obama se produce en un año de elecciones legislativas en Estados Unidos, y "reafirma, una vez más, el carácter injerencista de la política exterior estadounidense".

"¿Cómo amenaza Venezuela a Estados Unidos? A miles de kilómetros de distancia, sin armas estratégicas y sin emplear recursos ni funcionarios para conspirar contra el orden constitucional estadounidense, la declaración suena poco creíble y desnuda los fines de quienes la hacen", señaló Cuba.