• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Croacia conservadora gana en el referendo contra el matrimonio homosexual

Matrimonio gay / Reuters

Matrimonio gay / Reuters

Además de la Iglesia, la oposición conservadora ha respaldado el "sí" en esta consulta, argumentando que no se trata de atentar contra los derechos de nadie sino de mantener los valores tradicionales y familiares

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La rotunda victoria del "sí" hoy en el referendo para prohibir constitucionalmente los matrimonios homosexuales en Croacia ha sido considerada por los conservadores como un triunfo de los valores tradicionales y por los liberales como un lamentable paso atrás.

Un 65 por ciento de los votantes contestó afirmativamente a la pregunta "¿Está usted a favor de que en la Constitución se introduzca la definición del matrimonio como unión entre hombre y mujer?", frente a un 35 por ciento que rechazó la propuesta de cambio constitucional.

Que sólo haya votado el 38 por ciento del censo no afecta a la validez del resultado, ya que la ley no establece que sea preciso un mínimo de participación.

Tras anunciarse los resultados, el presidente de Croacia, Ivo Josipovic, declaró que "no sorprenden pero decepcionan".

El jefe del Estado, que al igual que el Gobierno socialdemócrata había criticado la consulta, aseguró que se respetará lo votado, pero pidió a los croatas que no permitan que este resultado "sirva para discriminar a una minoría".

Josipovic ya había alertado en una entrevista que el referendo presenta a Croacia como un país más intolerante de lo que lo parecía cuando entró en la UE el pasado julio y de que "fortalecerá a quienes quieren hacer retroceder décadas a la sociedad".

También el primer ministro, Zoran Milanovic, se refirió hoy a la consulta como algo "triste y sin sentido".

De hecho, el Ejecutivo ha anunciado cambios legales para que en el futuro no puedan decidirse en referendo medidas que afecten a los derechos de una minoría.

El primer ministro ha alertado de que la consulta de hoy es un prólogo del que pretenden convocar los ultranacionalistas contra el empleo del alfabeto cirílico que usa la minoría serbia.

"Pero eso ya no pasará, no importa cuántas firmas reúnan, no ocurrirá ese modelo de la democracia a lo Asia Central", aseguró hoy Milanovic.

Igualmente, se está trabajando en una iniciativa de Ley, anunciada antes de la consulta, que da a las parejas homosexuales los mismos derechos que a los matrimonios, aunque no se les permite adoptar niños.

La consulta de hoy fue convocada al reunir la asociación católica "En nombre de la familia" unas 740.000 firmas en apoyo de un referendo que blindara constitucionalmente la negación del matrimonio a los homosexuales, recogida ya la legislación.

El arzobispo de Zagreb, Josip Bozanic, entró plenamente en la campaña contra el matrimonio homosexual pidiendo "a todos que llevan en el corazón al matrimonio y la familia que participen en el referendo y voten a favor".

Llamados similares fueron lanzados por los obispos y los sacerdotes en las misas, en un país en que más del 90 por ciento de la población se declara católica.

Además de la Iglesia, la oposición conservadora ha respaldado el "sí" en esta consulta, argumentando que no se trata de atentar contra los derechos de nadie sino de mantener los valores tradicionales y familiares.

Desde el partido democristiano HDZ se aseguró que la victoria del sí refuerza unas posturas que, considera, llevan años siendo atacadas.

Desde las asociaciones de homosexuales se ha denunciado que esta consulta es homófoba y da carta de naturaleza en la Constitución a la discriminación.

"El referendo pretende sellar de forma duradera la discriminación de los homosexuales como ciudadanos de segunda categoría", denunció ayer a Efe Sanja Juras, representante de la asociación de lesbianas "Kontra".

La mayoría de los medios de comunicación no han informado hoy desde la sede de "En nombre de la familia" ni cubierto su rueda de prensa sobre los resultados, en respuesta a la negativa de la asociación de acreditar a muchos periodistas.

"En nombre de la familia" tomó esa decisión, que afecta incluso a la televisión pública, al considerar que los medios no estaban informando correctamente de su campaña contra el matrimonio homosexual.