• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Cristina Kirchner auguró triunfo de su partido en presidenciales de octubre

En septiembre, durante una visita oficial al Vaticano, la mandataria ya había manifestado haber recibido mensajes de amenaza del “Estado Islámico del Sur” | Foto AFP

Cristina Kirchner | Foto AFP

En un discurso de fuerte tono electoral, Kirchner recorrió las medidas de su gobierno de cara a la campaña electoral

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La presidenta argentina Cristina Kirchner pidió este lunes apoyar a los candidatos oficialistas en las presidenciales del 25 de octubre y auguró un triunfo de su partido, al cerrar los festejos por la fecha patria ante una multitud en la Plaza de Mayo de Buenos Aires.

"No se trata de irse o de quedarse, este es un proyecto colectivo, no depende de una sola persona, depende de ustedes para que pueda ser ejecutado y llevado adelante", dijo Kirchner que concluye en diciembre su segundo mandato consecutivo sin posibilidad constitucional de reelección.

La mandataria advirtió sobre eventuales hechos de violencia que puedan perturbar la campaña electoral que tendrá elecciones internas abiertas y obligatorias el 9 de agosto para definir candidatos a la presidencia.

"Estemos atentos todos de lo que pasa porque tal vez intenten hacer cosas para enojar a la gente, para que la gente se asuste y se enoje con alguien", dijo.

En un discurso transmitido por cadena nacional, la mandataria pidió a los medios de comunicación "no exacerbar los ánimos de enfrentamiento de los argentinos que necesitan escuchar a los hombres que van a conducirlos a partir del 10 de diciembre".

En un escenario montado en el histórico paseo público y frente a una multitud que desbordó la plaza desde horas antes, Kirchner se abstuvo sin embargo de mencionar a los dos precandidatos presidenciales oficialistas, el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo y el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, ambos junto a ella entre decenas de dirigentes.

En un discurso de fuerte tono electoral, Kirchner recorrió las medidas de su gobierno y de su esposo y antecesor, el expresidente Néstor Kirchner (2003-2007), fallecido en 2010 por una crisis cardíaca.

"Esto no es ambición de poder. Quieren hacerle creer a la gente que es bueno que cada cuatro años cambie todo. Este proyecto de transformación de 12 años debe ser profundizado y debe continuar", dijo al considerar que "sin ninguna duda seguirá ese rumbo".

 Revolución de Mayo

El discurso, seguido de un festival musical, cerró una semana de celebraciones por el aniversario de la Revolución de Mayo de 1810 que condujo a la independencia de la corona española.

Los actos incluyeron espectáculos, muestras y la inauguración de un monumental centro cultural y sala de conciertos en el remodelado Palacio de Correos del siglo XIX de la capital argentina.

Kirchner participó este lunes por la mañana del tradicional Tedéum que se celebró en esta ocasión en la centenaria Basílica de Luján, 75 kilómetros al oeste de Buenos Aires.

En la misa también estuvieron presentes Randazzo y Scioli al igual que todo el gabinete ministerial de Kirchner.

El mayor adversario electoral por la oposición es el alcalde de Buenos Aires, Mauricio Macri (derecha) y en tercer lugar el diputado peronista disidente Sergio Massa (centroderecha).

En su homilía ante Kirchner y los dos precandidatos oficialistas, el arzobispo de Luján, Agustín Radrizzani, arengó por "cultivar la convivencia en todos los argentinos, la solidaridad, mayor justicia social y participación en los proyectos comunes".

"No se hagan daño, cuídense, que no haya odio, que no haya peleas, dejen de lado la envidia, dialoguen", pidió el prelado.

La semana pasada Randazzo y Scioli se vieron envueltos en un entredicho luego de una polémica broma de Randazzo en un acto público al referirse a la condición física del gobernador, que sufrió la amputación del antebrazo derecho en un accidente náutico en 1989.