• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Cristina Fernández pide a los argentinos no caer en barbarie

Cristina Fernández / EFE

Cristina Fernández / EFE

"En tiempos en que algunos quieren volver a la barbarie, tenemos que estar muy fuertes para que la palabra prime en nuestra sociedad", dijo la mandataria en un mensaje por cadena nacional pocas horas después de que un delincuente que le había robado una cartera a una mujer fuera golpeado por un grupo de personas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La presidenta Cristina Fernández pidió el martes a la población "no perder rasgos de humanidad" frente a la adversidad, en una nueva referencia a la ola de intentos de linchamiento contra delincuentes que se reproducen en distintos puntos del país.

"En tiempos en que algunos quieren volver a la barbarie, tenemos que estar muy fuertes para que la palabra prime en nuestra sociedad", dijo la mandataria en un mensaje por cadena nacional pocas horas después de que un delincuente que le había robado una cartera a una mujer fuera atrapado y golpeado por un grupo de personas en uno de los barrios más exclusivos de Buenos Aires.

El fenómeno de los casos de justicia por mano propia se han multiplicado desde hace dos semanas, un fenómeno que dirigentes políticos y analistas atribuyen a la falta de respuesta del Estado al flagelo de la inseguridad. En Rosario un asaltante murió a causa de una feroz golpiza.

"Podemos pensar, razonar y hablar. No perdamos por favor esos rasgos tan distintivos de la humanidad aun cuando tengamos que enfrentar dificultades o hechos que nos dan bronca, rabia e indignación", insistió Fernández.

La inseguridad se ubica entre las principales preocupaciones de los argentinos, que diario son víctimas de asaltos que mucha veces terminan de la peor manera.

En el barrio de Recoleta, un grupo de personas detuvo este martes a un hombre que a bordo de una motocicleta le robó la cartera a una mujer mayor. El asaltante fue duramente golpeado hasta que la policía lo rescató y lo llevó a un hospital, donde permanecía internado.

Funcionarios del gobierno han atribuido las golpizas contra delincuentes a la repetición permanente de hechos de inseguridad en los medios de comunicación y que según ellos genera una psicosis en la población.