• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Crisis humanitaria en Tanzania por la llegada de refugiados de Burundi

Las manifestaciones contra el presidente fueron aprovechadas por los militares para dar un golpe en Burundi. / AFP

Las manifestaciones contra el presidente fueron aprovechadas por los militares para dar un golpe en Burundi. / AFP

Más de 100.000 burundeses han abandonado su país en las últimas semanas por las tensiones políticas y la violencia desencadenada por la decisión del presidente de su país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó hoy de una "severa crisis humanitaria" en Tanzania causada por la llegada de decenas de miles de refugiados burundeses al este del país, donde se ha registrado un brote de cólera y al menos siete muertos por diarreas.

Más de 100.000 burundeses han abandonado su país en las últimas semanas por las tensiones políticas y la violencia desencadenada por la decisión del presidente de Burundi, Pierre Nkurunziza, de aspirar a un tercer mandato, excediendo los plazos previstos en la Constitución.

La situación es especialmente preocupante en Kagunga, un pequeño pueblo de pescadores junto al lago Tanganica, que separa a ambos países, y que ha incrementado su población original, de 11.382 personas, a 90.000 desde el pasado abril, informó la OMS en un comunicado.

El desplazamiento masivo de población desde Burundi alcanzó su máximo en los últimos días, en los que han llegado de 500 a 2.000 refugiados diarios, lo que ha desbordado los servicios sanitarios locales.

Además, los refugiados cuentan con un espacio muy limitado para acampar, poca higiene y equipamientos sanitarios y no disponen de agua potable.

La crisis se agravó el pasado sábado, cuando se registraron dos casos positivos de cólera, que se elevaron a 13 al día siguiente, así como unas 1.000 personas con graves diarreas, al menos siete de las cuales han muerto, según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

El pueblo de Kagunga, que es el principal punto de entrada de los refugiados, no permite una fácil reubicación de los burundeses hacia el campamento de refugiados de Nyarugusu, en la región de Kigoma.

Para transportar a los refugiados sería necesario disponer de más barcos, ya que los dos que funcionan actualmente solo pueden transportar a 1.000 refugiados por día.

No obstante, el campo de refugiados de Nyarugusu también ha alcanzado su umbral de residentes, de modo que los solicitantes de asilo están siendo alojados en escuelas locales a la espera de obtener más tiendas de campaña temporales.

Otro lugar que podría habilitarse para acoger a estas personas es el Estadio Lago Tanganica, en la ciudad de Kigoma, pero todavía necesita mucho equipamiento, según la OMS.

A la carencia de infraestructuras se une la falta de personal médico y de medicamentos y suministros esenciales, lamentó la OMS.

La huida de los burundeses comenzó a principios de abril, antes incluso de que el presidente Nkurunziza anunciara que volvería a presentarse a las presidenciales de junio para optar a un tercer mandato, excediendo los límites previstos en la Constitución.

Esta decisión ha llevado a miles de burundeses a las calles, en protestas violentas que han causado al menos una veintena de muertos, y precipitó un intento de golpe de Estado que fracasó el pasado jueves al ser reprimido por los sectores del Ejército leales al Gobierno.