• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Crisis Group: Unasur debe evitar una confrontación violenta en Venezuela

International Crisis Group / Cortesía

International Crisis Group / Cortesía

La organización considera que el organismo regional aun tiene un papel clave que jugar en la solución de la crisis venezolana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La organización no gubernamental Crisis Group reclamó hoy a Unasur asumir el papel que le corresponde y actuar con urgencia y con medidas concretas para evitar que Venezuela siga deslizándose hacia una confrontación violenta.

Para esta organización independiente, sin ánimo de lucro y especializada en prevenir y resolver situaciones críticas, es un hecho que la crisis política y económica en Venezuela sigue profundizándose sin solución a la vista y es necesario tomar medidas con rapidez para conjurar el peligro de un colapso total.

Así lo señala una larga declaración distribuida por la oficina regional de Crisis Group, situada en Bogotá, en el que se hace hincapié en que Unasur (Unión de Naciones Suramericanas) es el único organismo multilateral "aceptable" para todas las partes (gobierno, oposición y sociedad en Venezuela) y debe hacer más por sacar a uno de sus miembros del punto crítico en que se encuentra.

"Unasur está en una posición de convocar un diálogo nacional que podría liberar al país del 'juego suma cero' que caracteriza a su política", dice la organización.

En el comunicado, la organización con sede central en Bruselas y encabezada por el diplomático, académico y exfuncionario internacional francés Jean-Marie Guéhenno, no ahorra críticas a Unasur por el papel desempeñado hasta ahora en la crisis venezolana y dice incluso que sus actuaciones han confirmado los temores surgidos en algunos sectores acerca de sus prejuicios ideológicos.

La última visita a Caracas del secretario general de la Unasur, Ernesto Samper, y de los cancilleres de Brasil, Colombia y Ecuador, el pasado 6 de marzo, "el manejo de sus declaraciones, solo echó más leña al fuego", agrega.

Aun así Crisis Group considera que el organismo regional aun tiene un papel clave que jugar en la solución de la crisis venezolana, una tarea a la que, según la organización internacional, no ayuda la "confrontación estéril entre Washington y Caracas".

"Esto genera un debate improductivo sobre sanciones unilaterales y amenaza con dejar en la irrelevancia los esfuerzos sudamericanos para producir una solución en el campo propiamente regional", subraya Crisis Group.

Para evitar un agravamiento aun mayor, Crisis Group establece una serie de pasos, empezando por la necesidad de que el gobierno y la oposición den garantías sobre su compromiso de encontrar soluciones pacíficas dentro del marco de la Constitución.

También se necesita la "liberación inmediata de Antonio Ledezma, Leopoldo López y de todos aquellos actualmente en prisión por actividades políticas, y una fecha cierta para la realización de las elecciones parlamentarias de 2015 que sea establecida por el Consejo Nacional Electoral (CNE)".

Le sigue la publicación y puesta en vigencia de las reglas del CNE que garanticen un proceso electoral libre, igualitario y justo y que suprima el uso de fondos y bienes públicos para las campañas electorales.

El siguiente paso sería la llegada de una misión internacional, que tenga experiencia reconocida y se anstenga de tomar paryudso, para monitorear el "proceso electoral integral (no solo a los eventos alrededor del día de las elecciones)".

Crisis Group también sugiere la celebración de conversaciones exploratorias entre el Gobierno y la oposición "destinadas a aliviar la crisis económica", a la que dedica gran espacio en su informe.

Al final de la declaración Crisis Group se dirige a los gobiernos de la región que han expresado una "profunda preocupación" por la situación política en Venezuela, entre los que menciona a Chile, Colombia, Perú, Panamá y Costa Rica.

"Esta preocupación necesita ser traducida en acciones concertadas destinadas a evitar una implosión política y social de consecuencias que parecen no ser entendidas", subraya.

"La ausencia de acción, o el apoyo incondicional a una parte o a la otra, no logrará nada en cuanto a la recuperación de la estabilidad en Venezuela y en la perspectiva de lograr que sus conflictos políticos se resuelvan a través de elecciones libres y justas", concluye.

Para Crisis Group, "está en juego no solo el futuro de Venezuela, sino también la credibilidad de Unasur como un organismo que puede prevenir conflictos a nivel regional".