• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Crimea quiere nombrar a Putin ciudadano de honor un año después de anexión

En abril de 2014, un decreto del Kremlin triplicó el salario de Putin, quien reivindica un modo de vida austero y quien en 2013 estaba peor pagado que sus ministros | Foto: AFP

Vladimir Putin recibiría en Crimea el máximo reconocimiento por parte de la república de Rusia | Foto: AFP

El parlamebnto regional de la región pidio condecorar al presidente de Rusia con el máximo galardón de la República rusa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando está a punto de cumplirse un año del referéndum celebrado en Crimea para su separación de Ucrania y de la posterior anexión por parte de Rusia, las autoridades de la península han propuesto nombrar al presidente ruso, Vladímir Putin, como ciudadano de honor.

El Parlamento regional de Crimea anunció su decisión de promover la candidatura de Putin "para hacerle entrega del máximo galardón de la República rusa, el título de ciudadano de honor", según informó su responsable, Vladímir Konstantínov.

La iniciativa partió de la Cámara Pública, un órgano consultivo que consideró que se debe premiar al mandatario ruso por su papel en la "reunificación" de Crimea con la Federación Rusa, como denominan tanto Moscú como la península la anexión.

El 16 de marzo de 2014 se celebró en Crimea un referéndum no reconocido por Kiev ni por la comunidad internacional en el que casi un 97 % de los votantes se pronunció a favor de la incorporación a Rusia.

Sólo unos días después, el 18 de marzo, Rusia consumó la anexión de ese territorio ucraniano en un solemne acto en el Kremlin, en el que Putin y los líderes de la península firmaron el tratado bilateral por el que tanto la república de Crimea como el puerto de Sebastópol se convirtieron en dos nuevos miembros de la Federación Rusa.

La consulta y la posterior anexión tenían lugar apenas dos semanas después de que un comando ruso ocupara el Parlamento de Crimea, en lo que constituyó el primer paso de una intervención que Moscú justificó en su momento como una operación para defender los derechos de la mayoritaria población rusohablante.

Solo esta semana, Putin reconoció, por primera vez, que ordenó la anexión de Crimea horas después de que el Parlamento ucraniano depusiera de su cargo al entonces presidente del país, Víktor Yanukóvich, el 22 de febrero del pasado año, tras el triunfo de la revolución del Maidán en Kiev.

"En la noche del 22 al 23 de febrero... dije a los colegas que debemos empezar a trabajar en recuperar Crimea para Rusia", afirmó Putin en un documental que se emitirá los próximos días y del que la televisión estatal "Rossía" ofreció algunas escenas.

El presidente ruso siempre ha defendido que Crimea es un territorio históricamente ruso que fue injustamente integrado en Ucrania en 1954, cuando ambos países formaban parte de la Unión Soviética.

Con ocasión del primer aniversario de la anexión están previstas numerosas celebraciones tanto en Rusia como en la península bañada por el mar Negro.

El día 18 de marzo está convocado un gran concierto-mitin en Moscú bajo el lema "Estamos juntos" al que podría asistir el propio Putin, mientras que las televisiones y otros medios rusos han programado un amplio abanico de emisiones sobre ese acontecimiento.