• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Coulson pagó por la agenda telefónica de familia real británica

Rebekah Brooks y Andy Coulson, exdirectores del tabloide británico "News of the World" / AFP

Rebekah Brooks y Andy Coulson, exdirectores del tabloide británico "News of the World" / AFP

El exdirector del clausurado tabloide "News of the World" le habría pagado a un policía para que le entregará los números telefónicos, según la Fiscalía

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El exdirector del clausurado tabloide "News of the World" (NotW) Andy Coulson acordó pagar a un agente policial a cambio de la agenda telefónica privada de la familia real británica, según reveló este viernes la fiscalía en una audiencia judicial en Londres.

Coulson, que estuvo al frente del desaparecido rotativo de 2003 a 2007, y Rebekah Brooks, que lo dirigió desde 2000 a 2003, están siendo juzgados por su supuesta implicación en el caso de las escuchas telefónicas que llevó al cierre del "NotW" y cuestionó la ética del periodismo británico.

En la vista de hoy, el fiscal, Andrew Edis, señaló que Coulson, quien también fue jefe de prensa del primer ministro británico, David Cameron, dio el visto bueno a una petición del entonces encargado de asuntos de la realeza en el citado tabloide, Clive Goodman, para pagar por obtener dos copias del directorio telefónico de la familia real.

La policía halló en casa de Goodman, quien ya fue condenado en 2007 por este caso, quince agendas con direcciones de miembros de la realeza, dos de ellas compradas supuestamente de manera ilegal a policías encargados de la protección de la familia real.

Según explicó hoy Edis en el transcurso de la audiencia, Goodman pidió al exdirector del periódico que autorizara el pago de mil libras a un agente del servicio de protección de la casa real para tener acceso al llamado "libro verde", con los teléfono privados de los miembros de la realeza británica.

"Esta gente no recibirá pagos de ninguna otra manera que en metálico porque si les descubren vendiéndonos cosas podrían terminar afrontando cargos criminales, al igual que nosotros", explica Goodman en un correo electrónico enviado en 2003 a Coulson.

Según Edis, como resultado de esa conversación, se efectuó un pago en metálico de 1.000 libras (unos 1.170 euros) a un agente llamado David Farish, que resultó ser una identidad falsa.

"La investigación nunca identificó al policía responsable de esto", observó Edis, que consideró que esa conversación y el pago eran "la evidencia más clara posible" de que se había conspirado para cometer "mala práctica en una oficina pública", un cargo que Coulson niega.

Según la fiscalía, los directorios telefónicos eran necesarios para intentar destapar un supuesto asunto amoroso de Michael Peat, el exsecretario privado del príncipe Carlos.

La fiscalía también desveló cómo en otro correo electrónico enviado en junio de 2005, Goodman indicaba a Coulson que un agente del servicio de protección de la realeza "ha conseguido una agenda recién impresa del personal de palacio".

"(Ahí están) Todos los trabajos, todos los nombres, todos los números. Normalmente pagamos 1.000 libras por estos. Para él (por el policía) es muy arriesgado sustraer ese documento. ¿De acuerdo a poner el crédito?", señala la nota enviada según esto por parte de Goodman a Coulson.

Según Edis, Coulson no respondió a ese mensaje pero después de que Goodman continuara pidiendo su autorización el director respondió, finalmente, "bien".

En la misma vista, el fiscal indicó que "NotW" también intervino un mensaje de voz del príncipe Enrique, en el que el hijo menor de Carlos de Inglaterra pedía ayuda a uno de sus asistentes para hacer un trabajo mientras él se encontraba en la Academia Militar de Sandhurst (centro de Inglaterra).

En ese mensaje, cuya transcripción escrita fue hoy mostrada al jurado, Enrique pregunta a Jamies Lowther-Pinkerton si tiene "información extra" para escribir un ensayo sobre un asedio a la embajada iraní.