• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Costa Rica asumió la presidencia temporal de la Celac

La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, habla con el presidente de Cuba, Raúl Castro, durantela II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac) | EFE

La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, habla con el presidente de Cuba, Raúl Castro, durantela II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac) | EFE

Raúl Castro deseó los mayores éxitos en esta responsabilidad a Costa Rica, cuya presidenta asumió "con profundo compromiso latinoamericano y caribeño"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, recibió hoy de su homólogo cubano, Raúl Castro, la presidencia temporal de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), al finalizar la segunda cumbre del organismo celebrada en La Habana.

Raúl Castro deseó los mayores éxitos en esta responsabilidad a Costa Rica, cuya presidenta asumió "con profundo compromiso latinoamericano y caribeño".

Chinchilla manifestó que recibe el cargo "a sabiendas de que la Celac se encuentra en un proceso de desarrollo" y sus éxitos deberán ser "construidos cada día" por todos los países miembros, mediante el diálogo y concertación.

Según precisó, las "guías operativas" durante la presidencia costarricense serán generar "cooperación y entendimiento, visión y confianza", un compromiso que, garantizó, asumirá también el nuevo mandatario que resulte ganador de las próximas elecciones del país centroamericano.

"América Latina debe ser una región de paz, justicia y progreso, asentada en instituciones que procuren ser cada vez más abiertas, democráticas, cada vez más propicias a la participación ciudadana sin exclusiones o discriminaciones", apuntó.

En ese sentido, Chinchilla recalcó que la Celac debe procurar construir sus consensos teniendo en cuenta los aportes de los diferentes sectores de la sociedad civil, e incluirlos en sus procesos de consulta.

Previamente, Raúl Castro ofreció un breve discurso donde destacó que los acuerdos de la Cumbre de La Habana reafirman "la convicción profunda" de que "la unidad en la diversidad y la integración latinoamericana y caribeña constituyen la única alternativa viable para la región".

Destacó entre los acuerdos más importantes la proclamación de América Latina y el Caribe como "zona de paz".

Sobre la desigualdad y la pobreza, tema central de la cita, Castro señaló que los países latinoamericanos y caribeños han reafirmado que para erradicar esos problemas "es imprescindible cambiar el actual orden económico mundial, fomentar la solidaridad y la cooperación y exigir el cumplimiento de las obligaciones contraídas de ayuda al desarrollo".

Además, la Celac ha subrayado en esta cumbre "la trascendencia de la soberanía permanente de los Estados sobre sus recursos naturales".

"Nos disponemos a establecer las mejores vías para ejercer ese derecho", dijo el presidente saliente de la Celac.

Raúl Castro aseguró que la isla seguirá trabajando "arduamente" en el seno de la Celac como miembro del cuarteto (antes "troika") que queda integrado este año por Costa Rica, Cuba, Ecuador y San Vicente y las Granadinas.

Tras traspasar la presidencia de la Celac a Chinchilla, Raúl Castro dio por clausurada la segunda cumbre del organismo que ha contado con la asistencia de la mayoría de los gobernantes de este bloque, al que pertenecen 33 países (todos los de América menos EE UU y Canadá).

A esta cita regional acudieron como invitados el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza.