• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Corte de Ecuador condena a Chevron a pagar 9.5 millones de dólares

El presidente Correa visitó esta semana un reservorio de desechos petroleros para demostrar los daños causados por Texaco | EFE

El presidente Correa demuestra los daños causados por Texaco | EFE - Archivo

La sentencia ratifica el fallo emitido por la Corte de Sucumbíos aunque redujo el monto a pagar por parte de la petrolera a los ciudadanos afectados por la contaminación ambiental que, según peritos internacionales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Corte Nacional de Justicia del Ecuador (CNJ) condenó a la petrolera estadounidense Chevron a pagar 9.511 millones de dólares por los daños ambientales ocasionados en la Amazonía.

La sentencia ratifica el fallo emitido por la Corte de Sucumbíos aunque redujo el monto a pagar por parte de la petrolera a los ciudadanos afectados por la contaminación ambiental que, según peritos internacionales, Chevron dejó en la Amazonia ecuatoriana, reseñó Andes.

El anterior fallo de la Corte de Sucumbíos obligaba a Chevron a pagar la suma de 19 millones de dólares. Por tanto, la suma final que debe pagar la petrolera es de "ocho millones seiscientos cuarenta y seis mil ciento setenta dólares", a lo que se agrega un 10% del valor que determina la ley de gestión ambiental a nombre del Frente de Defensa de la Amazonía, señala el documento emitido por la CNJ.

La sentencia también aclara que en la legislación ecuatoriana no existe la figura de disculpas públicas, a la que conminaba la Corte de Sucumbíos a la petrolera.

"En cuanto los daños punitivos no se encuentran regulados en el ordenamiento jurídico nacional, no procede las disculpas públicas y por consiguiente la condena al pago por este concepto", reza el documento.

Durante 26 años, entre 1964 y 1990, Chevron-Texaco explotó el crudo en lo que actualmente son las provincias de Sucumbíos y Orellana. Tras su salida del país, la empresa dejó en aquella zona daños ambientales que han sido denunciados por las comunidades que habitan en la región.

La transnacional estadounidense causó estragos en el ecosistema amazónico al vertir 680.000 barriles de crudo a los ríos, flora y fauna.

El propio representante legal de Texaco, Rodrigo Pérez Pallares, admitió que su compañía vertió 15.834 millones de galones de agua tóxica, altamente cancerígena.

Además, en ese lapso se quemaron 235.000 millones de pies cúbicos de gas al aire libre. El presidente Rafael Correa difundió que ese desastre supera 85 veces al derrame de British Petroleum en el Golfo de México y 18 veces al desastre de Exxon Valdez, en las costas de Alaska.