• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Correa pidió a los medios corroborar contaminación dejada por Chevron en la Amazonía

El presidente Correa visitó esta semana un reservorio de desechos petroleros para demostrar los daños causados por Texaco | EFE

El presidente Correa visitó esta semana un reservorio de desechos petroleros para demostrar los daños causados por Texaco | EFE

"The Economist, te invitamos a ver la contaminación, la enfermedad y la muerte @ Chevron deja en Ecuador", escribió el mandatario en su cuenta en Twitter @MashiRafael

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, invitó a los medios de comunicación a corroborar la contaminación dejada por la transnacional petrolera estadounidense Chevron, cuando su nombre era Texaco, y operaba en la Amazonía entre 1964 y 1990.

La invitación fue enviada particularmente al semanario británico The Economist, luego de que este publicara un artículo en el que asegura que la estatal petrolera ecuatoriana Petroecaudor fue la causante de la contaminación en los campos amazónicos que explotaba con Texaco.

"The Economist, te invitamos a ver la contaminación, la enfermedad y la muerte @ Chevron deja en Ecuador", escribió el mandatario en su cuenta en Twitter @MashiRafael.

Posteriormente, durante el Enlace Ciudadano 342, programa televisivo y radial presidencial que se transmite cada sábado en Ecuador, Correa dijo: "Vamos a reproducir este mensaje para decirles ustedes mintieron, vengan a meter la mano en las piscinas para que vean la mano sucia de Chevron".

Correa pidió a Petroecuador revisar "si se pueden exigir medidas judiciales" contra el semanario británico por su publicación.

Recientemente, el mandatario ecuatoriano visitó la Amazonía y constató la contaminación dejada por Chevron en la zona, acción por la cual los habitantes de la región demandaron a la transnacional.

Hace algunos meses los afectados iniciaron una campaña internacional contra la empresa petrolera estadounidense, que se niega a acatar un fallo de la justicia local que la sentenció a pagar una indemnización de 19.000 millones de dólares a más de 30.000 personas de la Amazonía.