• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Correa anunció inicio de la campaña "La mano negra de Chevron"

El presidente de Ecuador Rafael Correa / AFP

El presidente de Ecuador Rafael Correa / AFP

El mandatario ecuatoriano se refirió a la compañía estadounidense que adquirió Texaco, a la que pobladores de la Amazonía local demandaron por contaminación en zonas donde explotó petróleo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció hoy el próximo inicio de una campaña llamada "La mano negra de Chevron", en referencia a la compañía estadounidense que adquirió Texaco, a la que pobladores de la Amazonía local demandaron por contaminación en zonas donde explotó petróleo.

"Ya vamos a empezar la campaña 'La mano negra de Chevron' donde, como fue en 2007, voy a volver ir a la Amazonía, y vamos a traer personalidades de toda partes del mundo a que metan la mano en las piscinas que sólo operó Chevron" (Texaco).

En su informe semanal de labores, Correa puntualizó que en esas piscinas no operó la empresa estatal ecuatoriana, Petroecuador, "sólo Texaco hasta el 92" y en ellas se puede "meter la mano y sacar petróleo, sacar brea, porque nunca limpiaron esas piscinas", recalcó.

"Seguiremos denunciando al mundo lo que hizo Chevron en la selva amazónica", aseguró.

Ayer, la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) se solidarizó con Ecuador ante lo que llama "campañas de desprestigio" promovidas por "grupos y empresas transnacionales extrarregionales".

Así lo reflejaron por escrito en la "Declaración de Paramaribo" suscrita el viernes por los mandatarios de Unasur en la VII Reunión Ordinaria de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno de la organización, celebrada en la capital de Surinam.

La declaración llegó después de que Ecuador pidiera el respaldo de esta organización en el conflicto que mantiene con la petrolera Chevron, que, según el país andino, ha emprendido una "multimillonaria campaña de desprestigio" contra él.

Tras la salida de ese país, la petrolera fue acusada por comunidades indígenas de contaminar parte de la selva amazónica, en un proceso que se alarga ya por casi dos décadas.

En medio de un largo proceso, la Justicia ecuatoriana condenó en 2011 a Chevron a pagar más de 19.000 millones de dólares como indemnización por daños ambientales en la Amazonía, pero sus abogados recurrieron ante un tribunal internacional que falló que el Gobierno de Ecuador debe hacerse cargo de las costas judiciales.

La petrolera también demandó a Ecuador ante el Tribunal Arbitral de la Corte Internacional de La Haya alegando que incumplió disposiciones del Tratado Bilateral de Protección de Inversiones (TBI) con Estados Unidos.

Ecuador alega que ese tratado entró en vigor en 1997, cinco años después de que Texaco (comprada por Chevron en 2001) abandonara Ecuador.

El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, insistió el jueves en Paramaribo en que la aplicación retroactiva del TBI es una "auténtica aberración jurídica" y pidió el apoyo del resto de los miembros de Unasur para "advertir a Chevron que no puede impunemente intentar desprestigiar a un Gobierno como el nuestro y que tiene que cumplir con lo que el sistema judicial ecuatoriano establezca".