• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Correa y Morales dan plazo hasta 2014 para reformar Corte IDH de la OEA

Evo Morales y Rafael Correa son dos de los mandatarios de la región que han hecho uso del discurso sobre el magnicidio | FOTO AP / Archivo

Evo Morales y Rafael Correa son dos de los mandatarios de la región que han hecho uso del discurso sobre el magnicidio | FOTO AP / Archivo

"Si no hay cambios, pues reflexionaremos seriamente sobre nuestra continuidad en ese sistema interamericano de derechos humanos que tiene evidentes contradicciones", afirmó el presidente de Ecuador

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y Ecuador, Rafael Correa, discutieron este jueves en Cochabamba la posibilidad de abandonar la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) si no se reforma para 2014, en un encuentro al que se ausentó el presidente Nicolás Maduro.

En declaraciones conjuntas a la prensa, Morales y Correa dijeron que siguen de cerca el papel de la Corte IDH de la OEA y que esperarán hasta 2014 las reformas solicitadas desde hace varios años.

"Si no hay cambios, pues reflexionaremos seriamente sobre nuestra continuidad en ese sistema interamericano de derechos humanos que tiene evidentes contradicciones", afirmó Correa.

Explicó que es un contrasentido que la sede de la Corte IDH esté en Washington, cuando Estados Unidos no se adhirió al Pacto de San José.

Los cambios refieren al financiamiento e igualdad en las relatorías, y que no sean un espacio que responda "a la política internacional de un país o la defensa de ciertos capitales", agregó.

"Por eso hemos decidido esperar hasta la nueva asamblea de la Organización de Estados Americanos el año próximo" en Paraguay, para tomar una decisión, complementó el mandatario ecuatoriano.

Morales, por su lado, destacó la trascendencia del encuentro con su aliado político, con quien impulsa además la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

"Tengo mucha esperanza en Unasur, mucha esperanza en el Celac (ndlr: Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños)", dijo el presidente boliviano, aunque recomendó "impulsar el trabajo permanente en la designación de algunas autoridades", al referirse a la pronta nominación del secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas, en reemplazo del extinto ex mandatario argentino, Néstor Kirchner.

Morales insistió en la necesidad de impulsar la unidad latinoamericana, "para enfrentar al imperio", como él llama a Estados Unidos.

Maduro suspendió a última hora su presencia en el encuentro de presidentes por recomendaciones médicas, luego de padecer un virus gripal, según informó el gobernante venezolano en Twitter.

"Lamento no haber viajado a nuestra hermana Bolivia, un virus gripal me lo impidió,le envío un abrazo a Evo y Correa hermanos del ALBA", escribió Maduro.

Un equipo de avanzada de la comitiva venezolana había llegado a Cochabamba un día antes en un avión que sufrió un percance al aterrizar cuando una de las llantas reventó, aunque sin causar daños personales.

El presidente Correa indicó que en la reunión con Morales trataron asuntos referidos a los programas económicos y sociales que se impulsan en los países del "socialismo del siglo XXI".

"En Ecuador estamos encarando una revolución ciudadana que busca terminar con las terribles iniquidades del pasado lejano y cercano", subrayó.

Además, Ecuador acordó transferir a Bolivia su experiencia para facilitar el regreso de los migrantes con el "Plan Bienvenidos a Casa" que promueve el retorno y reinserción laboral de sus ciudadanos en el exterior.

Quito también transferirá a La Paz un sistema informático de seguimiento del tránsito de sustancias químicas que se usan para la fabricación de cocaína.

Bolivia es el tercer productor mundial de esta droga, después de Perú y Colombia, dos vecinos de la nación ecuatoriana.

Al final de su visita, Correa viajó junto a Morales a la localidad de Ivirgazama, zona productora de coca y bastión político del presidente boliviano, donde participaron en un acto público, con miles de asistentes, en el estadio de fútbol de la localidad.

Los gobiernos de Ecuador y Bolivia --junto a Venezuela, Nicaragua y Cuba, también miembros del ALBA-- conforman un bloque político de izquierdas en América Latina que combaten permanentemente las políticas de Estados Unidos, calificándolas de "imperialistas".