• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Correa: Aislamiento, sanciones y bloqueos son formas
de EE UU para desestabilizar gobiernos

El presidente de Ecuador subrayó que es “bueno que se destrabe el caso” de Assange | Foto AP / Archivo

El presidente de Ecuador, Rafael Correa | Foto AP / Archivo

El Gobierno venezolano planteó a Ecuador que lidere un grupo de facilitadores del diálogo con EE UU, petición que fue aceptada por el gobierno de Rafael Correa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, aseguró hoy que el Ejecutivo de Venezuela puede contar con su ayuda para facilitar una solución y la bajada de la tensión que actualmente mantiene con Estados Unidos. 

"Si nosotros podemos servir como mediadores para solucionar por la vía pacífica, por el diálogo, sabe Venezuela que puede contar con nosotros. Estaremos donde nos necesiten", remarcó Correa esta noche durante una entrevista por televisión.

El Gobierno venezolano planteó a Ecuador que lidere un grupo de facilitadores del diálogo con EE UU, tal y como se decidió en una reunión de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA) el pasado martes en Caracas.

Ecuador ha aceptado el planteamiento de Caracas, aunque también ha insistido en su posición de que la orden ejecutiva emitida por Washington -que declara la situación interna de Venezuela como una "amenaza extraordinaria" a la seguridad de EE UU-, es una injerencia en la política venezolana.

Correa, ante la pregunta de que en el proceso de mediación, si se concreta, Ecuador deba sugerir eventuales concesiones a las partes, se preguntó: "¿Qué concesión tiene que hacer Venezuela a EEUU?".

"Estados Unidos está practicando una descarada injerencia que atenta contra el derecho interamericano, contra el derecho internacional que prohíbe que un país se inmiscuya en los problemas internos del otro", respondió.

"Los problemas de Venezuela tienen que resolverlos los venezolanos", enfatizó el mandatario ecuatoriano tras asegurar que debe haber "tolerancia cero a esa injerencia".

La orden ejecutiva de Washington, opinó, "ha sido el preludio siempre de las invasiones. América Latina tiene una historia bien triste al respecto", recordó.

"¿Quién pude creer una tontería así?", se preguntó Correa y reiteró, más bien, que es esa orden ejecutiva de Washington la que supone "una amenaza gravísima" contra el Gobierno venezolano.

No obstante, dijo que ve "muy difícil una intervención militar" ya que "las botas y los bombardeos son cosa del pasado", aunque ahora "hay cosas más sutiles y tal vez más eficaces para desestabilizar un país, porque eso es lo que se busca con el Gobierno venezolano".

El "aislamiento, estas sanciones, el bloqueo económico, la manipulación mediática, etcétera", son parte de esas formas sutiles para desestabilizar gobiernos, añadió.

El mandatario ecuatoriano aseguró que Venezuela "vive un acoso político, económico y mediático intenso desde hace varios años" y remarcó que la orden ejecutiva del Gobierno de Washington abona a esa situación.

Sin embargo, resaltó la posición asumida por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que la semana pasada pidió a EEUU la derogación de la orden ejecutiva contra Venezuela.

"Sólo el hecho de que Unasur haya tenido un pronunciamiento unánime, significa que algo cambio irreversiblemente en América Latina", una región en la que "ya no se van aceptar imposiciones de nadie", subrayó Correa