• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Las dos Coreas inician su reconciliación con el primer contacto en tres meses

"Esta es la plaza Kim Il-sung, la que sale en televisión cada vez que Corea del Norte está en las noticias" l Foto: Aleksandr Golovko

"Esta es la plaza Kim Il-sung" l Foto: Aleksandr Golovko

La línea telefónica de enlace situada en la militarizada frontera, y cuyo cierre el pasado 11 de marzo interrumpió las comunicaciones en plena etapa de tensión, se reabrió hoy nuevamente en un gesto conciliador de Corea del Norte que podría marcar la apertura de una nueva etapa de entendimiento

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Tras meses de tensión, Corea del Norte y Corea del Sur han emprendido la senda de la reconciliación al realizar hoy una primera comunicación telefónica a la que seguirá un próximo encuentro para resolver importantes temas pendientes.

La línea telefónica de enlace situada en la militarizada frontera, y cuyo cierre el pasado 11 de marzo interrumpió las comunicaciones en plena etapa de tensión, se reabrió hoy nuevamente en un gesto conciliador de Corea del Norte que podría marcar la apertura de una nueva etapa de entendimiento.

Además de retomar la que por el momento será su única vía de contacto telefónico, Norte y Sur ultimaron hoy los detalles sobre un primer encuentro bilateral este mismo domingo, que sería "un primer contacto entre autoridades antes de las conversaciones a nivel ministerial", según la propuesta norcoreana.

Seúl aceptó oficialmente mantener esta cita previa y ambas partes solo han de ponerse de acuerdo sobre el lugar, ya que el Norte sugirió la localidad de Kaesong, en su territorio, y el Sur su lado de la frontera en la conocida como "Aldea de la Tregua" de Panmunjom.

Tras esta primera cita, autoridades de ambas partes celebrarían conversaciones oficiales el próximo miércoles 12 en Seúl, tal y como planteó ayer Corea del Sur, en una propuesta que de momento ha recibido la aceptación tácita del régimen de Kim Jong-un.

Las futuras negociaciones, que abren una puerta a la distensión tras más de tres años de malas relaciones, estarán orientadas a resolver los principales asuntos bilaterales pendientes.

De ellos, el más urgente es el relativo al complejo de Kaesong, un macroproyecto industrial con capital surcoreano y mano de obra del Norte detenido desde que en abril Pyongyang decidiera retirar a sus trabajadores en plena campaña de hostilidades.

Además, ambas partes buscarán modos de retomar los viajes al balneario turístico del monte norcoreano Kumgang, suspendido en 2008 tras la muerte a tiros de una turista del Sur, y reanudar los encuentros de familias separadas por la Guerra de Corea (1950-53), que no se celebran desde 2010.

El repentino y esperanzador punto de inflexión en las relaciones intercoreanas ha sido recibido con optimismo en la comunidad internacional, donde los países implicados en las estancadas negociaciones para la desnuclearización de Corea del Norte han expresado, en general, su satisfacción.

"Celebramos que Corea del Norte y Corea del Sur se hayan puesto de acuerdo para establecer un diálogo", divulgó el Departamento de Estado de EEUU, mientras China recibió la noticia con "alegría" y con la esperanza de que ambos países puedan "dar la vuelta a la situación", según su portavoz de Exteriores.

El presidente estadounidense, Barack Obama, y su homólogo chino, Xi Jinping, iniciarán hoy una reunión de dos días en un rancho privado de California que contará entre sus principales asuntos las ambiciones nucleares de Corea del Norte y la amenaza a la seguridad que plantea este país.

China y EEUU, junto a las Coreas, Japón y Rusia, forman parte de las conversaciones a seis bandas, proceso orientado a negociar la desnuclearización de Pyongyang que se encuentra paralizado desde 2009.

China, tradicional aliado de Corea del Norte y su único socio importante a día de hoy, había ofrecido recientemente muestras de dar la espalda al régimen de Kim Jong-un al apoyar sanciones de la ONU a Pyongyang y criticar su actitud hostil de los pasados meses.

En esta coyuntura, la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, realizará su primera visita oficial a Pekín el próximo día 27 para citarse con Xi Jinping, en un encuentro en el que el tema estrella será, previsiblemente, Corea del Norte.

Mientras, en Seúl los medios locales evalúan que tanto la programada visita de Park a China como el inminente encuentro entre Xi y Obama habrían contribuido de forma definitiva al repentino giro conciliador de Corea del Norte.

"Pyongyang probablemente quiere impedir que China se una a EEUU" en contra de su país y "teme sumirse en un aislamiento aún mayor tras la cumbre entre Pekín y Seúl" de finales de mes, valoró hoy en un editorial el diario Chosun, uno de los de mayor tirada en Corea del Sur.