• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Corea del Sur pospone el lanzamiento de su cohete espacial Naro-1

 El cohete espacial Naro-1 es retirado de la plataforma de lanzamiento en el Centro Espacial / EFE

El cohete espacial Naro-1 es retirado de la plataforma de lanzamiento en el Centro Espacial / EFE

En el segundo intento, en junio de 2010, el cohete surcoreano estalló aproximadamente a los dos minutos de despegar por problemas en el sistema eléctrico del proyectil

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Corea del Sur ha aplazado el lanzamiento previsto para del cohete Naro-1, que de tener éxito sería el primero de su historia, tras detectar horas antes en la inspección final una fuga de gas en la primera etapa del cohete espacial.

El vehículo lanzador se encontraba preparado para su despegue en una plataforma ubicada en la localidad de Goheung, al suroeste del país, informó la agencia local Yonhap, que confirmó que el lanzamiento se aplazará al menos tres días.

De lanzar con éxito el Naro-1, cuyo objetivo es poner en órbita un satélite tras dos intentos fallidos en 2009 y 2010, Corea del Sur se convertiría en la décima potencia espacial del mundo.

"Se ha detectado una fuga en la conexión de la primera fase del cohete KSLV-1 y la plataforma de lanzamiento", explicó Yul Cho-rae, viceministro de Educación, Ciencia y Tecnología.

El escape fue detectado al inyectar helio en el cohete durante una inspección final, tras la cual expertos de Rusia -país encargado de construir la primera fase del cohete- atribuyeron el problema a la rotura de un sellado cuya reparación llevará al menos dos días.

Si el problema se soluciona como está previsto, el nuevo lanzamiento podría producirse en unos tres días, "pero si es más complicado de lo que se cree, podría tomar más tiempo", aseguró un representante del Instituto de Investigación Aeroespacial de Corea (KARI).

El Naro-1 es el primer cohete desarrollado parcialmente con tecnología autóctona de Corea del Sur.

La primera etapa de lanzamiento del cohete, en la que se ha detectado el escape de gas, cuenta con un propulsor de fabricación rusa, mientras la segunda etapa, alimentada por combustible sólido y que alberga un pequeño satélite, ha sido diseñada y ensamblada en el país asiático.

En un primer lanzamiento en agosto de 2009 el cohete alcanzó la órbita deseada pero un defecto en los mecanismos de apertura impidió liberar adecuadamente el satélite que portaba.

En el segundo intento, en junio de 2010, el cohete surcoreano estalló aproximadamente a los dos minutos de despegar por problemas en el sistema eléctrico del proyectil.

De llevar a cabo con éxito el tercer intento, Corea del Sur planea iniciar el desarrollo de un cohete espacial de fabricación cien por cien nacional, el KSLV-2, mediante un programa de tres etapas hasta el año 2018.