• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Corea del Norte condenó a estudiante de EE UU a 15 años de trabajo forzoso

El líder norcoreano Kim Jong-un celebra el lanzamiento del misil | Foto Prensa gobierno Corea del Norte

El líder norcoreano Kim Jong-un | Foto Prensa gobierno Corea del Norte

La condena contra Otto Warmbier, un estudiante de 21 años de la Universidad de Virginia, fue pronunciada por el Tribunal Supremo norcoreano

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un estudiante estadounidense que reconoció el robo de material propagandístico fue condenado este miércoles en Corea del Norte a 15 años de trabajos forzosos por actividades subversivas.

La condena contra Otto Warmbier, un estudiante de 21 años de la Universidad de Virginia, fue pronunciada por el Tribunal Supremo norcoreano, indicó la agencia estatal KCNA.

Según KCNA, Warmbier fue detenido por “actos hostiles” contra el Estado, y condenado al amparo de un artículo del código penal relativo a la subversión.

Esta detención se produjo en un momento sensible. Corea del Norte acababa de realizar su cuarta prueba nuclear, y Estados Unidos encabezaba la campaña para obtener en Naciones Unidas la adopción de una sanción bastante más dura que las que pesan sobre Pyongyang, finalmente adoptada a primeros de marzo.

El anuncio de la condena fue hecho apenas horas después de una reunión del veterano diplomático estadounidense Bill Richardson con dos diplomáticos norcoreanos en Nueva York, para pedirles la liberación del joven.

“Pedí la liberación de Otto por motivos humanitarios, y acordaron examinar nuestro pedido“, dijo Richardson al New York Times, que escribió sobre el encuentro, celebrado en un hotel cerca de la sede de la ONU.

Siguiendo un guión bien establecido, los extranjeros detenidos en Corea del Norte deben hacer una confesión pública en televisión, como etapa previa a su proceso de liberación.

Así, Otto Warmbier fue presentado a la prensa extranjera y los diplomáticos a finales de febrero, llorando y diciendo que había cometido “el peor error de su vida”.

Según la prensa oficial norcoreana, confesó haber robado el estandarte por pedido de una fiel de la Iglesia Metodista Unificada de la Amistad, una iglesia estadounidense que quería un “trofeo”.