• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Conversaciones entre Grecia y acreedores comenzarán mañana

El Ministerio de Finanzas recalcó que el retraso fue por razones técnicas y no políticas o diplomáticas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las conversaciones entre Grecia y los acreedores internacionales para concretar el tercer rescate financiero del país, por 86 millardos de euros, comenzarán mañana a nivel técnico, informó el Ministerio de Finanzas.

Los representantes del Banco Central Europeo, la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional tenían previsto llegar a Atenas el viernes, con el objetivo de cerrar el acuerdo antes del 20 de agosto, cuando Grecia enfrenta un pago de 3 millardos de euros.

El retraso se debió a razones técnicas y no políticas o diplomáticas, recalcó el Ministerio de Finanzas. El despacho también enfatizó que el debate sobre “dónde y cómo” se llevarán a cabo las negociaciones “va por muy buen camino”.

Con ello, el ministerio aludió a informaciones de la prensa, según las cuales el gobierno del primer ministro Alexis Tsipras estaría poniendo trabas a que los representantes de los acreedores tuvieran acceso a los ministerios.

Durante el mandato del conservador Andonis Samarás era habitual ver a los funcionarios de la troika entrar y salir de los ministerios, lo que causaba la sensación entre los griegos de que el país estaba gobernado por las instituciones extranjeras.

Tsipras, elegido hace seis meses con una plataforma opuesta al rescate financiero, había prometido poner fin a las medidas de austeridad y a las conversaciones directas en Atenas entre ministros e inspectores de la deuda.

Las negociaciones fracasadas para extender el segundo rescate se realizaron en Bruselas y París. Pero la posición del gobierno cambió después de que la falta de liquidez del país lo obligara a cerrar los bancos y la bolsa de valores a finales de junio.

El ministro de Finanzas, Euclid Tsakalotos, y otros miembros del gabinete se reunirán directamente con los inspectores. El gobierno, además, ha empezado a implementar nuevas medidas de austeridad exigidas a cambio del tercer rescate.

Tsipras necesitó el apoyo de la oposición para sacar adelante estas medidas, rechazadas por casi una cuarta parte de los legisladores de Syriza. Algunos miembros del partido oficialista incluso propusieron acciones drásticas para no ceder ante la troika.

El ex ministro de Energía Panagiotis Lafazanis admitió que había instado al gobierno a tomar las reservas del Banco de Grecia para pagar las pensiones y los salarios del sector público, en la eventualidad de que el país fuese expulsado del euro.