• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Controlado 30% del incendio cerca del parque Yosemite

El gobernador de California, Jerry Brown, declaró el estado de emergencia por el fuego / AP

El fuego obligó a cerrar la carretera 41 y la entrada Sur al popular parque | AP

El incendio de "Junction", como fue bautizado, quemó, desde que fue declarado ayer al mediodía, 248 hectáreas en este enclave de la falda de Sierra Nevada

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los alrededor de 500 bomberos que luchan desde el lunes contra las llamas en Oakhurst (California, EE UU), cerca del Parque Nacional de Yosemite, lograron hoy contener hasta un 30 % del incendio, que ya calcinó ocho edificios y forzó la evacuación de 13.000 personas.


Según datos del Departamento Forestal de California, el incendio de "Junction", como fue bautizado, quemó, desde que fue declarado ayer al mediodía, 248 hectáreas en este enclave de la falda de Sierra Nevada.

El fuego obligó a cerrar la carretera 41 y la entrada Sur al popular parque de Yosemite durante buena parte del martes, aunque los bomberos lograron contener el avance de las llamas hacia el parque y, a última hora de la tarde, la carretera y la entrada fueron reabiertas.

Éste es el segundo incendio que este verano obligó a cerrar accesos al Parque Nacional de Yosemite, después de que a finales de julio se declarase un fuego que quemó durante diez días, puso en jaque a varias decenas de las famosas secuoyas gigantes y dejó un balance de 1.900 hectáreas arrasadas, algunas de ellas dentro del propio parque.

Asimismo, un incendio en el condado de Mendocino (Norte de California) fue controlado por los bomberos en hasta un 85 %, informó el Departamento Forestal del estado, tras arrasar 5.072 hectáreas, y se espera que pueda estar contenido completamente este miércoles.

California y el oeste de Estados Unidos viven una situación de sequía crónica desde hace tres años, un fenómeno que se intensificó desde el inicio de 2014 y que llevó a declarar zonas de "sequía excepcional" hasta un 36 % del territorio del estado más poblado del país, incluidas las ciudades de Los Ángeles y San Francisco.

La intensa sequía, unida a las insólitas altas temperaturas, es la responsable de un año especialmente malo en cuanto a incendios forestales, ya que según el Departamento de Protección Forestal de California, desde principios de año y hasta el 19 de julio se habían producido 3.400 incendios de vegetación que habían quemado 20.600 hectáreas, muy por encima de los 2.500 incendios y 12.100 hectáreas quemadas en un año habitual.