• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Continúan recogiendo evidencias en rancho mexicano donde murieron 43 personas

Personal de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y de Servicios Periciales levantaron los cadáveres y presenciaron el traslado de los restos al Servicio Médico Forense de Morelia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los cuerpos de los 42 presuntos narcotraficantes caídos ayer en un enfrentamiento con fuerzas de seguridad mexicanas fueron trasladados hoy a la capital de Michoacán para comenzar con su identificación, mientras las autoridades mexicanas continúan recogiendo evidencias de lo sucedido.

En la mañana de hoy personal de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y de Servicios Periciales realizaron el levantamiento de los cadáveres y presenciaron el traslado de los restos al Servicio Médico Forense de Morelia, en el occidente mexicano.

Mientras tanto, los peritos continúan con las labores de investigación sobre este choque que se produjo en la mañana de ayer en un rancho de la comunidad de Tinaja de Vargas, en el municipio de Tanhuato, en el que falleció también un policía.

La Policía Federal (PF) rindió esta mañana un homenaje de cuerpo presente al elemento caído durante el enfrentamiento en un acto en el que estuvieron presentes sus familiares y amigos, así como el Comisionado General de la PF, Enrique Galindo.

"El ejemplo que deja nuestro compañero caído en cumplimiento de su deber, debe motivarnos a construir la clase de policía que queremos, una policía de calidad, de éxito, una policía cercana y reconocida por la ciudadanía", apuntó el funcionario.

Hasta el momento, la versión oficial ofrecida por el comisionado nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, apunta que el choque se dio tras la investigación suscitada por la invasión de un rancho de un grupo delincuencial.

En una conferencia de prensa en la noche de ayer, el comisionado confirmó que 43 personas murieron, entre ellas un policía, y tres fueron detenidas, cuyas identidades aún no han trascendido.

Los delincuentes pertenecen al grupo que controla el estado de Jalisco, vecino a Michoacán, agregó Rubido al aludir al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

En la mañana del viernes, miembros de varias corporaciones de seguridad implementaban un operativo de investigación en la zona, cuando en el camino fueron atacados por hombres a bordo de una camioneta.

Las fuerzas de seguridad comenzaron una persecución al vehículo, que se refugió en el rancho, y tras pedir apoyo a más efectivos, incluido un helicóptero, comenzó un tiroteo que duró unas tres horas.

La investigación de la toma del rancho se produjo en el marco de la Operación Jalisco implementada a principios de este mayo para acabar con esta organización que surgió en 2010 como una célula del cártel del Pacífico o Sinaloa y que operaba en Jalisco bajo el mando de Ignacio "Nacho" Coronel Villareal.

Con la muerte de Coronel, en 2010, la agrupación inició una cruenta disputa por el territorio con la organización La Resistencia, aliada de Los Zetas.

En los últimos meses, este grupo ha protagonizado varios ataques que tuvieron su punto más álgido el 1 de mayo pasado, cuando un convoy del CJNG que se desplazaba atacó con un lanzacohetes un helicópetero castrense que realizaba un recorrido de reconocimiento y provocó la muerte de nueve militares.

Se cree que en el convoy se desplazaba el líder de la estructura criminal, Nemesio Oseguera Cervantes, alias "el Mencho", por la reacción que se desató en el estado: 39 bloqueos de avenidas en 25 municipios e incendios de vehículos y negocios, que dejaron nueve fallecidos.

El estado de Michoacán ha vivido un recrudecimiento de la violencia en los últimos años por las acciones del cártel de Los Caballeros Templarios.

En febrero de 2013 grupos civiles tomaron las armas para defenderse de los templarios y meses después comenzaron a expandirse.

Ello llevó al Gobierno federal a intervenir en el estado a principios de 2014 para recuperar el control del territorio y poner fin al vacío de autoridad, y unos meses después legalizó los grupos de autodefensa bajo la figura de agentes de la Fuerza Rural.