• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Continúan los combates en el aeropuerto de Donetsk

Según los prorrusos, las fuerzas ucranianas continúan empleando la artillería contra barrios residenciales de Donetsk/ EFE

Según los prorrusos, las fuerzas ucranianas continúan empleando la artillería contra barrios residenciales de Donetsk/ EFE

El aeropuerto de Donetsk ha sido el mayor foco de tensión entre Kiev y los separatistas desde que ambos bandos declararan el 5 de septiembre un alto el fuego

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las tropas ucranianas y las milicias separatistas prorrusas continúan los combates en el aeropuerto internacional de la ciudad de Donetsk, principal plaza fuerte de los secesionistas en este de Ucrania, informaron hoy el mando de los rebeldes y las autoridades de Kiev.

"Los milicianos atacaron con obuses la antigua terminal del aeropuerto, donde aún quedan soldados ucranianos. Como resultado del ataque se incendió un depósito municiones", se afirma en un comunicado del mando de los separatistas citado por la agencia rusa Interfax.

Según los prorrusos, las fuerzas ucranianas continúan empleando la artillería contra barrios residenciales de Donetsk.

"Cañonearon la zona aledaña al hospital Nº21. Murió una mujer. Según datos preliminares, también hay varios heridos", dijo a Interfax un portavoz de las milicias.

Según el ayuntamiento de Donetks, en las últimas veinticuatro horas cuatro civiles murieron a consecuencia de los bombardeos.

Por su parte, el mando ucraniano informó en su página de Facebook de que las milicias prorrusas reanudaron hoy los intentos de tomar por asalto el aeropuerto de Donetsk y atacaron con fuego de artillería las posiciones de las tropas ucranianas en el recinto aeroportuario.

Los militares denunciaron que también han sido atacados varios puestos fortificados ucranianos, en particular, junto a las ciudades de Schastie y Debáltsevo.

El aeropuerto de Donetsk ha sido el mayor foco de tensión entre Kiev y los separatistas desde que ambos bandos declararan el 5 de septiembre un alto el fuego y acordaran, dos semanas después, el repliegue del armamento pesado de una zona de seguridad de 30 kilómetros.