• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Continúa la llegada de cientos de inmigrantes a las costas de Italia

Un grupo de 330 inmigrantes de origen eritreo fueron interceptados a bordo de una barcaza por las Guardia Costera italiana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cientos de indocumentados llegaron durante la jornada de este martes a las costas de Italia, entre ellos un grupo de cerca de 330 inmigrantes de origen eritreo, que fueron interceptados a bordo de una barcaza por las Guardia Costera italiana frente a la isla de Sicilia.

Se trata del grupo más numeroso de los que en las últimas horas han sido localizados mientras intentaban alcanzar las costas del sur de Italia, informaron los medios de comunicación locales.

A ellos se suman otros 233 inmigrantes que fueron interceptados a bordo de una embarcación que se encontraba a unas cincuenta millas de la isla de Lampedusa.

Las autoridades italianas localizaron además a otro centenar de inmigrantes, que desembarcaron durante la pasada medianoche en el puerto de Ognina, en la provincia siciliana de Siracusa, y que se cree que son de nacionalidad siria y pakistaní.

En los últimos días se ha registrado en las costas del sur de Italia, especialmente en Lampedusa y Sicilia, una llegada constante de inmigrantes, entre los que se cuentan somalís, eritreos y sirios, que intentan alcanzar Europa escapando de las situaciones de conflicto que atraviesan sus países.

Mientras que en 2011, tras el estallido de las revueltas populares en países como Túnez y Libia, fue la pequeña isla de Lampedusa la que recibió el mayor flujo de indocumentados por su cercanía con las costas del norte de África, ahora son muchos los que también intentan alcanzar la zona de Sicilia meridional, siguiendo diferentes rutas.

El pasado día 15 se vivió en Sicilia un episodio de solidaridad por parte de los ciudadanos que ocupó importantes espacios en los medios de comunicación del país y que fue elogiado por el presidente de la República, Giorgio Napolitano, cuando un grupo de bañistas formó una cadena humana para ayudar a desembarcar a 164 sirios.

La embarcación en la que viajaban quedó a pocos metros de la playa de Morghello, cerca de Siricusa y los bañistas no dudaron en lanzarse al mar hasta alcanzar la barcaza y organizarse para ir transportando a los inmigrantes a tierra firme, muchos de ellos niños, a los que trasladaron en brazos hasta la costa.