• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Continúa la incertidumbre económica en el Reino Unido

Reino Unido plantearía su salida de la UE a partir de 2017 | AFP

Aún no se conoce el alcance de los efectos del 'brexit' | AFP

Los efectos del 'brexit' continúan sintiéndose en la sociedad británica

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La libra esterlina volvió a caer hoy hasta un nivel mínimo en más tres décadas, por debajo de 1,30 dólares, ante las consecuencias adversas que amenazan la economía británica tras la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea.

La divisa británica llegó a cotizar durante la jornada en 1,2801 dólares, su menor nivel respecto al billete verde desde 1985, y cerca de 13 % por debajo de los 1,4685 dólares que registraba el 22 de junio, un día antes del referéndum sobre el ‘brexit’.

El nerviosismo en los mercados sobre el futuro financiero del Reino Unido ha llevado a cinco firmas a bloquear sus fondos inmobiliarios para evitar que los inversores retiren su capital ante la incertidumbre que rodea al sector.

Ese "corralito" afecta a un capital conjunto de más de 13 millardos de libras (15 millardos de euros), gestionado por las compañías M&G Investments, Aviva, Standard Life, Henderson Global Investors y Canada Life.

La construcción sufrió en junio su mayor frenazo en siete años debido al temor a que los británicos pudieran votar por el ‘brexit’ el pasado día 23, un escenario que se terminó confirmando y que, según los analistas, puede llevar a nuevos indicadores negativos en las próximas semanas.

"Hemos visto cierto efecto dominó en los activos expuestos a la libra esterlina", señaló el analista de CMC Markets Michael Hewson, para quien "algunos de los efectos del 'brexit' ya han comenzado a cristalizar".

"La suspensión de los reembolsos en los fondos inmobiliarios de algunos grandes actores ha precipitado las ventas en otros ámbitos del sector de la propiedad en el Reino Unido, como constructoras y gestores de activos", indicó Hewson.

El FTSE-100, índice principal en la Bolsa de Londres, ha sufrido vaivenes en los últimos días, si bien continúa por encima del nivel que marcaba la tarde anterior a que se conociera el resultado de la consulta en la que los británicos optaron por romper sus lazos con Bruselas.

Las consecuencias del "brexit" han sido en cambio más palpables en el secundario FTSE-250, cuyas compañías, de menor tamaño y proyección internacional que las multinacionales del FTSE-100, están más expuestas a la caída de la libra.

Ese índice, que el 23 de junio cerró en 17.333,51 puntos, ha bajado hasta los 15.669,71, cerca de 9,6 %.

"El pesimismo parece que se ha instalado finalmente entre los inversores, después del rebote de la semana pasada, cuando parecía que los temores sobre el 'brexit' se estaban disipando", explicó Craig Erlam, analista de la firma OANDA.

Las oscuras perspectivas económicas que afronta el país han llevado al ministro británico de Economía, George Osborne, a renunciar al objetivo de alcanzan el superávit en 2020 que se marcó tras las elecciones generales de mayo de 2015.

Una de las preocupaciones del Gobierno británico es que la ruptura de relaciones con la UE suponga el inicio de una fuga de empresas hacia el continente, ante las dificultades añadidas que se encontrarán para comerciar con los países comunitarios desde el Reino Unido.

Para tratar de contrarrestar ese efecto, Osborne ya ha anunciado que estudia recortar el impuesto corporativo por debajo de 15 %, en un intento por hacer más atractivos los negocios en las islas británicas.

El Banco de Inglaterra también ha puesto en marcha un amplio plan de contingencia que podría llevar este verano a una bajada de los tipos de interés, en el mínimo histórico de 0,5 % desde 2009.

En su intento por evitar una caída del crédito, el gobernador de la entidad emisora británica, Mark Carney, anunció esta semana una relajación de las exigencias de capital de reserva a los bancos para que puedan extender créditos.