• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Continúa búsqueda de casi 300 surcoreanos tras naufragio

El barco naufragado zarpó de Incheon. Imagen referencial | Foto: EFE

El barco naufragado zarpó de Incheon. Imagen referencial | Foto: EFE

De los 288 desaparecidos la mayoría son estudiantes de bachillerato

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los equipos de rescate de Corea del Sur continúan hoy la búsqueda desesperada de 288 desaparecidos, la mayoría estudiantes de bachillerato, en el naufragio de un barco de pasajeros en la costa suroeste del país.

Tras elevar en las últimas horas a 8 el número de muertos confirmados, los buzos  continúan buscando en unas condiciones especialmente adversas, con el buque sumergido desde hace  aproximadamente 22 horas a unos 30 metros de profundidad en aguas de escasa visibilidad.

Todos los datos apuntan a que prácticamente la totalidad de los desaparecidos quedaron atrapados dentro del buque Sewol cuando éste aparentemente chocó con un obstáculo antes de volcar y hundirse lentamente durante dos horas.

De ser ese el caso, es improbable que haya supervivientes debido a la baja temperatura del agua (cerca de 12 grados), al tiempo transcurrido y a las dificultades de acceso a la nave.

Tras un continuo y desconcertante baile de números por parte de las autoridades surcoreanas, los últimos datos oficiales cifran en 475 las personas que viajaban a bordo del Sewol, con capacidad para 921 pasajeros.

Un total de 325 eran estudiantes de un instituto de Ansan, en la periferia de Seúl, que partieron en un viaje escolar el martes en la noche desde el puerto de Incheon, al noroeste del país, con destino a la turística isla meridional de Jeju.

Los equipos de rescate lograron evacuar a 179 pasajeros, y decenas de ellos están siendo tratados en el hospital por diversas heridas, roturas de huesos y quemaduras.

Los testimonios ofrecidos por los supervivientes, así como mensajes de texto enviados desde dentro del barco por estudiantes a sus familiares, indican que tras colisionar el barco se solicitó a los pasajeros permanecer en sus asientos, algo que quizá les hizo perder un tiempo crucial para ponerse a salvo.

En todo caso, el Gobierno ha descartado pronunciarse sobre las especulaciones que rodean el caso y ha anunciado que no se comenzará a investigar hasta que concluyan las labores de rescate.

Este trágico hundimiento mantiene conmocionada desde ayer a la sociedad de Corea del Sur, que podría estar viviendo una de las peores tragedias humanas de su historia, similar al naufragio de un barco en octubre de 1993 en la costa oeste que dejó 292 fallecidos.