• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Consejo de Seguridad renueva el mandato de Unama en Afganistán

Consejo de Seguridad de la ONU / EFE

Consejo de Seguridad de la ONU / EFE

Los quince miembros del máximo órgano de decisión de la ONU aprobaron por unanimidad una resolución que extiende hasta el 19 de marzo de 2014 el mandato de la misión

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Consejo de Seguridad de la ONU renovó este martes por un año el mandato de la Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Afganistán (Unama) y ofreció apoyo al Gobierno de Kabul en el traspaso de la seguridad y el proceso de transición y las próximas elecciones.

Los quince miembros del máximo órgano de decisión de la ONU aprobaron por unanimidad una resolución que extiende hasta el 19 de marzo de 2014 el mandato de UNAMA e insta a las autoridades a asumir plenamente sus responsabilidades en materia de seguridad.

Afganistán se encuentra inmerso en el proceso de transferencia del control de la seguridad a las fuerzas afganas y de retirada de las fuerzas que dirige la OTAN, cuyo desenlace está previsto para finales de 2014.

El Consejo acordó también apoyar "cuando lo pidan las autoridades afganas", la organización de las elecciones presidenciales de 2014, prestar apoyo técnico para su realización y fortalecer la "sostenibilidad, integridad e inclusividad" del proceso electoral.

"También apoyar la cooperación regional, con miras a ayudar a Afganistán a servirse de su papel en el corazón de Asia para promover la cooperación regional y trabajar para lograr un Afganistán estable y próspero", añade la resolución.

Los quince miembros del Consejo acordaron también coordinar y facilitar el suministro de asistencia humanitaria, la protección de los desplazados internos y crear condiciones que propicien el regreso voluntario de los refugiados en los países vecinos.

"Trabajamos para garantizar que la transición desemboca en un el futuro próspero, estable y seguro que se merece el pueblo afgano", afirmó el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, después de la aprobación de la resolución.

Ban se comprometió a que la ONU seguirá ofreciendo sus buenos oficios, incluido apoyo electoral al Gobierno de Kabul, defendiendo los derechos humanos, en especial de las mujeres, y trabajando para lograr la reconciliación del país con cooperación regional.

"La seguridad sigue siendo clave. Las fuerzas militares afganas tienen ahora el liderazgo en la supervisión de la seguridad en casi el 90 % del país", dijo, por su parte, la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Susan Rice.

Rice, que recordó que 34.000 soldados estadounidenses volverán a su país antes de febrero, indicó que para que la transición sea un éxito es "crítico" celebrar en 2014 elecciones "inclusivas" y "creíbles" cuyo resultado sea aceptado por el pueblo afgano.

"El final de la transición será una señal del comienzo de un nuevo capítulo en nuestra historia", dijo, por su parte, el embajador afgano, Zahir Tanin, quien reiteró que el apoyo de la comunidad internacional en esta fase es "vital".

La situación de seguridad en Afganistán sigue siendo un reto, en un país donde la semana pasada murieron al menos ocho niños y un policía en un atentado con bomba perpetrado por un suicida en la ciudad de Khost, en el este de Afganistán.

Ese mismo día, los talibanes recibieron al nuevo secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, en su primera visita a Afganistán, con un ataque suicida contra el Ministerio de Defensa en Kabul que causó nueve muertos y 14 heridos.

El proceso de repliegue de las tropas internacionales está en marcha y se prevé que concluya a finales de 2014 en un país donde según los últimos datos de la ONU murieron en 2012 un total de 2.759 civiles muertos y se registraron 4.805 heridos.