• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Consejo de Seguridad condena la detención del primer ministro de Mali

Consejo de Seguridad de la ONU / EFE

Consejo de Seguridad de la ONU / EFE

El organismo de seguridad mostró su disposición de sancionar a quien interfiera en el trabajo del Gobierno de transición en el país africano

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Consejo de Seguridad de la ONU condenó este martes la detención del primer ministro de Mali, Cheick Modibo Diarra, y mostró su disposición a sancionar a quien interfiera en el trabajo del Gobierno de transición en el país africano.

"Los miembros del Consejo condenan el arresto del primer ministro de Mali y se muestran dispuestos a considerar medidas apropiadas, incluidas sanciones a quienes impidan la restauración del orden constitucional", afirmó la presidencia del Consejo en un comunicado.

El máximo órgano de seguridad de la ONU reiteró su apoyo al trabajo del presidente interino, Dioncounda Traoré, a quien hicieron un llamamiento para que designe "con rapidez" un nuevo gobierno de unidad nacional "inclusivo".

Además, urgieron a las autoridades a acelerar el establecimiento de una hoja de ruta para la transición, a partir de un diálogo político que lleve "lo antes posible" a la convocatoria de unas elecciones "pacíficas" y "creíbles".

Por último, mostraron su compromiso de autorizar "lo antes posible" el envío de militares africanos a Bamako para formar y entrenar a las Fuerzas Armadas para recuperar el control del norte del país.

Precisamente hoy una fuente diplomática del Consejo de Seguridad aseguró que la detención del primer ministro Diarra crea incertidumbre sobre el proyecto de resolución que propone el envío de tropas africanas a territorio de Mali.

En todo caso, la misma fuente confió en que ese proyecto de resolución salga adelante antes de fin de año al considerar que las diferencias que han surgido entre los miembros del Consejo durante las negociaciones son "técnicas y no políticas".

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, canceló hoy una reunión que tenía previsto celebrar en Nueva York con la ministra maliense de Asuntos Exteriores, Traoré Rokiatou Guikiné, tras la detención y posterior renuncia de Diarra.

"El encuentro de hoy no se ha celebrado", confirmó hoy ante la prensa el portavoz de la ONU, Martin Nesirky, quien precisó que los acontecimientos en el país africano siguen evolucionando y evitó de momento pronunciarse al respecto.

El primer ministro de Mali anunció hoy su dimisión pocas horas después de ser detenido por militares, cuando se disponía a viajar esta semana a Francia para una visita médica, pero los militares se lo han impedido.

Diarra fue detenido por una veintena de militares a las órdenes del jefe de los golpistas, Amado Haya Sanogo, que el pasado 22 de marzo derrocó al entonces presidente, Amado Tumani Turé, y que mantiene una gran influencia en los asuntos del país.

El Gobierno de Bamako está a la espera de la luz verde del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para el envío de 3.300 soldados de África occidental para recuperar el control del norte del país, en manos de rebeldes islamistas.

Diarra estaba en favor de esa operación para desalojar a las milicias, mientras que Sanogo y buena parte de los militares son reticentes y quieren ser ellos mismos los que lleven a cabo esa reconquista, con apoyo exterior limitado a la logística.

Mali se encuentra sumido en una profunda crisis desde el pasado 22 de marzo, cuando un golpe de Estado perpetrado por miembros del Ejército de Mali derrocó al presidente elegido democráticamente, Amado Tumani Turé.

Con esa acción, los militares protestaban por la escasa atención que prestaba el Gobierno de Mali a la rebelión de los tuareg en el norte del país, pero el golpe de Estado no hizo más que empeorar la situación en esa zona.

Aprovechando el vacío de poder en Bamako, los rebeldes tuareg del Movimiento Nacional de Liberación de Azawad (MNLA) proclamaron en abril unilateralmente la independencia de la región septentrional de Mali, que abarca una superficie de 850.000 kilómetros cuadrados.

Sin embargo, diversos grupos yihadistas como Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), Monoteísmo y Yihad en África Occidental (MYAO) y Ansar Al Din se han hecho fuertes en la región, cuyo control han arrebatado a los tuareg.

La Comunidad Económica de los Estados del África Occidental se ha comprometido a enviar 3.300 soldados al norte de Mali, aunque ha pedido el apoyo de otros países para ampliar el contingente hasta 5.500 militares.

Francia tiene previsto circular en los próximos días un proyecto de resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU que autorizaría el envío de tropas africanas a Mali y confía en que sea aprobado antes de que concluya el año.

La propuesta incluye una vertiente militar y otra política, según explicó la semana pasada el embajador francés ante la ONU, Gérard Araud, quien detalló que su Gobierno apuesta por enviar tropas a Bamako para "entrenar, preparar y asistir" al Ejército de Mali.