• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Connecticut impulsa un plan para endurecer el control de armas

Tiroteo en escuela de Connecticut en EE UU | Foto AP

Tiroteo en escuela de Connecticut en EE UU | Foto AP

"La tragedia ocurrió en una escuela de Sandy Hook, pero no queremos que la próxima vez ocurra en una sala de cine, un centro comercial, un evento deportivo o en una esquina de cualquiera de las ciudades de Connecticut", dijo el gobernador, Dannel Malloy

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El gobernador de Connecticut, Dannel Malloy, cuyo estado sufrió la masacre de la escuela de Sandy Hook que acabó con la vida de 20 niños y seis adultos, impulsó hoy un plan para endurecer el control de armas que incluye la prohibición del tipo de rifle utilizado en el tiroteo del pasado 14 de diciembre.

"Desde ese día, todos hemos sufrido dolor. Todos hemos lamentado la pérdida de personas inocentes. Todos hemos llorado por las familias y los supervivientes", dijo Malloy en un emotivo discurso en el que reivindicó que los habitantes de Connecticut "han cambiado" y las leyes "tienen que hacer lo mismo".

Aunque el gobernador reconoció tener "un gran respeto y confianza en la Segunda Enmienda" a la Constitución de EE.UU., que hace referencia al derecho fundamental de poseer armas en el país, remarcó que "todo derecho conlleva una responsabilidad".

"¿Por qué el arma utilizada en Sandy Hook no está clasificada como un arma de asalto en la ley actual?, se preguntó el gobernador.

Con la ley vigente, no está prohibido el rifle semiautomático AR-15 Bushmaster, que utilizó Adam Lanza en la matanza de la localidad de Newtown, y que es la versión civil del M-16 automático de uso en las Fuerzas Armadas.

Por eso, Malloy propuso incluir en el concepto de armas de asalto las armas que tengan por lo menos una característica militar y prohibir su venta en el estado de Connecticut.

"La tragedia ocurrió en una escuela de Sandy Hook, pero no queremos que la próxima vez ocurra en una sala de cine, un centro comercial, un evento deportivo o en una esquina de cualquiera de las ciudades de Connecticut", dijo.

El gobernador también tuvo palabras de agradecimiento al trabajo realizado por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pero aseguró que Connecticut también tiene que actuar y adoptar cambios en su legislación.

Así, planteó la necesidad de mejorar y ampliar el sistema de verificación de antecedentes para mantener las armas lejos de las personas que hayan sido condenadas por delitos violentos o amenazas.

Entre las medidas de Malloy también figuró la de aumentar la responsabilidad de los vendedores de armas, así como la de prohibir las armas con cargadores de gran tamaño y solo permitir la venta de los que permiten diez balas o menos.

"No pienso que haya mejor manera de honrar a aquellos que hemos perdido que utilizar las lecciones aprendidas y votar por este proyecto de ley que hará que nuestro estado y el país sean más seguros", añadió.

Mientras, el estado de Nueva Jersey aprobó hoy un total de 22 proyectos de ley para frenar la violencia de armas que también incluye limitar el tamaño de los cargadores a 10 balas.

Entre estas medidas también figura la de comprobar los antecedentes, solicitar permisos de compra de armas como medida de seguridad y mejorar los servicios de salud mental y la seguridad escolar.

El estado de Nueva York ya aprobó en enero pasado una serie de medidas similares pero aún más estrictas, como la prohibición de las armas de asalto, las que tengan características militares y los cargadores de mas de siete balas.