• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Conmoción en Canadá por tiroteo contra el Parlamento en Ottawa

La policía se desplegó por el centro de la ciudad. Presume que dos personas más están implicadas en el suceso | Foto AP

La policía se desplegó por el centro de la ciudad. Presume que dos personas más están implicadas en el suceso | Foto AP

El suceso ocurrió dos días después de que las autoridades elevaron el nivel de alerta terrorista por la muerte de un oficial de las fuerzas de seguridad 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un soldado canadiense y el presunto autor de su muerte fallecieron ayer en dos ataques registrados en las cercanías del Parlamento de Canadá, informó la policía de Ottawa.

Alrededor de las 10:00 de la mañana un hombre armado con una escopeta le disparó a un soldado que montaba guardia delante del Monumento Nacional a la Guerra, cercano al Parlamento. Luego, bajo amenazas, se apoderó de un vehículo oficial con el que se trasladó hasta las puertas del Legislativo, un perímetro reservado a autos autorizados y de la policía, indicaron testigos.

Marc-André Viau, funcionario del Parlamento, afirmó que un hombre entró corriendo al lugar y fue perseguido por policías que gritaban a los presentes que se resguardaran. Indicó que en el enfrentamiento se intercambiaron más de 20 disparos.

El sargento de armas del Parlamento, Kevin Vickers, fue quien abatió al atacante. En el tiroteo resultaron heridas otras dos personas, confirmó el Hospital Cívico de Ottawa.

Después del suceso, el centro de la ciudad fue totalmente acordonado. La policía informó que no hay detenidos por el caso, pero presumen que, además del hombre muerto, otras dos personas podrían estar involucradas en el ataque.

Los habitantes del centro de Ottawa recibieron la instrucción de alejarse de las ventanas porque, según la Gendarmería Real (policía federal) de Canadá, uno de los atacantes se encontraba “probablemente” en el techo del Parlamento. Francotiradores fueron vistos en tejados de los alrededores, especialmente en el del Museo de Bellas Artes. Las bases militares fueron cerradas y los soldados recibieron la orden de quedar recluidos sin vestir uniforme, según medios de comunicación.

La Embajada de Estados Unidos, en Ottawa, también fue cerrada. Las fuerzas aéreas canadienses y de Estados Unidos fueron puestas en alerta para “ser capaces de responder rápidamente” ante cualquier suceso que pudiera tener lugar en el espacio aéreo, indicó un oficial estadounidense que pidió anonimato.

Al momento de la agresión, el primer ministro Stephen Harper se encontraba en una reunión con legisladores de su partido  en el Parlamento y fue desalojado del edificio por un equipo especial de seguridad.

Más tarde el primer ministro repudió el suceso y lo calificó de “despreciable”, señaló su oficina. “Aunque el primer ministro aclaró que todavía se están recabando elementos, condenó este ataque despreciable”. Agregaron que el gobernante hizo énfasis, en conversaciones con líderes del Legislativo, en la importancia de mantener en funcionamiento el gobierno y el Parlamento.

El miércoles es el día en el que los partidos mantienen reuniones de todos sus diputados, por lo que el edificio estaba repleto de parlamentarios y personal de apoyo.

Alerta terrorista. El ataque en Ottawa ocurre dos días después de la muerte de un soldado canadiense en la provincia de Québec, atropellado por un joven de 25 años que murió después por disparos de la policía, un hecho que fue considerado un ataque terrorista por el gobierno. La primera acción ligada al extremismo islamista en la historia de Canadá.

Su autor, Martin Rouleau-Couture, fue identificado por los servicios secretos como uno de los 90 canadienses sospechosos de querer fomentar los atentados, había sido detenido en julio cuando se disponía a viajar a Turquía. 80 de estas personas llegaron recientemente de zonas de guerra, más especialmente de Irak y Siria, indicó a comienzos de mes el gobierno canadiense.

Las autoridades habían elevado el martes en un grado el nivel de alerta terrorista, de bajo a medio, por primera vez desde 2010.

Funcionarios canadienses no han confirmado ni desmentido las versiones que vinculan a los autores del ataque de ayer con el suceso que encendió la alerta terrorista.

Solidaridad Internacional
-El primer ministro del Reino Unido, David Cameron, fue uno de los primeros dirigentes en condenar el ataque ocurrido en Ottawa. A través de su cuenta en Twitter ofreció apoyo a los afectados. “Estoy en shock por los ataques en Ottawa. Le ofrezco todo mi apoyo al primer ministro @pmharper y al pueblo canadiense”, escribió.
-El presidente de Francia, François Hollande, también manifestó su solidaridad con los canadienses. “El presidente de Francia se ha mantenido informado de la evolución de la situación en Ottawa”, indicó en un comunicado la Presidencia. Agregó que el primer mandatario “sacará conclusiones de lo ocurrido” en la capital de Canadá.
-De “trágico e indignante” calificó el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, el tiroteo que causó dos muertes en Ottawa. En un breve encuentro con la prensa, el mandatario afirmó que enviarán la ayuda necesaria al país norteamericano para que supere el ataque, y aseguró que desconocen los motivos del suceso. La Casa Blanca había indicado más temprano que el dirigente se comunicó directamente con su par canadiense.