• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Congreso dividido dificultará nuevo gobierno en Costa Rica

Solís pasó de ser un candidato del montón a disputar la segunda vuelta con posibilidades de ganare | Foto EFE

Solís pasó de ser un candidato del montón a disputar la segunda vuelta con posibilidades de ganare | Foto EFE

Luis Guillermo Solís, del Partido Acción Ciudadana, fue la gran sorpresa de las elecciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Quien resulte nuevo presidente de Costa Rica en la segunda ronda electoral del próximo 6 de abril, se encontrará con un Congreso fragmentado en una diversidad de fuerzas políticas de distinta índole, según quedó establecido en los comicios del domingo.

Los resultados preliminares del Tribunal Supremo de Elecciones sobre los comicios indican que se enfrentarán en una segunda ronda Luis Guillermo Solís, del centro izquierdista Partido Acción Ciudadana, y Johnny Araya, del gobernante Partido Liberación Nacional.

Solís fue la gran sorpresa de las elecciones presidenciales y legislativas. Una semana antes de las elecciones, el candidato no era más que el cuarto aspirante con "alguna" posibilidad de meterse en la pelea pero el domingo no solo confirmó su lugar en la disputa por la presidencia del país en la siguiente votación, sino que además fue el que más votos alcanzó.

Con  88% de las mesas escrutadas por el TSE, Solís alcanzó 30,98% de votos, mientras que Araya 29,57%.

La victoria electoral del PAC es histórica, pues rompe con el monopolio que por 32 años mantuvieron el PLN y la Unidad Social Cristiana como únicos ganadores de las elecciones presidenciales en Costa Rica.

El candidato del izquierdista Frente Amplio, José María Villalta, aseguró que su partido le ha "dado esperanza a miles de costarricenses que no la tenían", pero reconoció que esperaba más votos en las elecciones donde obtuvo el tercer puesto con 17,2%.

De los 57 diputados del Congreso, el PLN alcanzó 18 y el PAC 13, muy lejos de aspirar a una mayoría. En el tercer lugar se situó el izquierdista FA, con 9 legisladores, la cifra más alta de su historia, el PUSC sumó 8 diputados y el derechista Movimiento Libertario, 4. El resto de escaños se dividen entre partidos minoritarios.

La Organización de Estados Americanos señaló debilidades relacionadas a la financiación de los partidos, el acceso a los medios y a la igualdad de género.

En El Salvador el candidato oficialista, Salvador Sánchez Cerén, y su rival opositor, Norman Quijano, se prepararan para un nuevo duelo electoral en marzo. La jornada contó con el visto bueno de Estados Unidos.