• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Congreso de EE UU pide informe sobre acceso a información

Barack Obama / EFE

Barack Obama / EFE

El documento debe incluir los obstáculos gubernamentales, políticos y tecnológicos para obtener noticias 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Congreso de Estados Unidos debe recibir a más tardar el 18 de enero un informe sobre el acceso a la información en Venezuela, de acuerdo con lo establecido en la ley promulgada el jueves por el presidente Barack Obama para sancionar a funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro.

La denominada “ley para imponer sanciones selectivas a personas responsables de violaciones de derechos humanos a manifestantes antigubernamentales en Venezuela” indica que el Consejo de Radiodifusión de Gobernadores presente un reporte sobre radiodifusión y distribución de la información en el país en un plazo de 30 días.

El informe debe incluir “una evaluación meticulosa de los obstáculos gubernamentales, políticos y tecnológicos enfrentados por el pueblo de Venezuela en sus esfuerzos por obtener noticias e información acertada, objetiva y comprensiva sobre asuntos nacionales e internacionales”, precisa el capítulo sexto de la ley.

El documento también deberá evaluar los esfuerzos del gobierno de Estados Unidos en materia de radiodifusión y distribución de la información en Venezuela –incluido fondos destinados para tal fin y alcance del contenido provisto por la Voz de América y otras fuentes– y proponer una estrategia para expandirlos.

Sancionables. El capítulo quinto de la ley dice que las sanciones estarán dirigidas a cualquier persona –incluso funcionarios anteriores o actuales del gobierno de Venezuela– que “haya perpetrado, o sea responsable de ordenar o dirigir, actos significativos de violencia o abusos de los derechos humanos contra personas asociados con las protestas antigubernamentales que comenzaron en febrero de 2014”.

También se podrá castigar a quienes hayan ordenado o dirigido el arresto o la persecución de algún ciudadano venezolano por el simple hecho de ejercer el derecho a la libertad de expresión o reunión. Igualmente pueden ser sancionados los que hayan asistido económicamente o provisto apoyo material y tecnológico.

Las sanciones son de dos tipos. Por un lado está el bloqueo de activos y la prohibición de transacciones de propiedades e intereses, siempre que se encuentren en Estados Unidos. Por el otro la exclusión del país a través de la negación y revocación de visas y otros documentos emitidos por las autoridades estadounidenses.

Las excepciones permitidas son las transacciones relacionadas con la importación de bienes y la emisión de visas para cumplir con el acuerdo firmado en 1947 entre Estados Unidos y la Organización de Naciones Unidas (para que ese país albergue la sede de la institución) o con otra obligación internacional.

El capítulo cuarto de la ley define como política de Estados Unidos “apoyar al pueblo de Venezuela en su aspiración de vivir bajo condiciones de paz y democracia representativa como dice la Carta Democrática Interamericana”.

También trabajar en conjunto con los otros miembros de la Organización de Estados Americanos y los países de la Unión Europea para garantizar una resolución pacífica de la situación en Venezuela, así como “continuar apoyando el desarrollo de los procesos políticos democráticos y la sociedad civil independiente” en el país.

Obama quiere influir en Cuba

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó que el restablecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba permitirá a Washington influir en ese país y por eso restó importancia a quienes critican la iniciativa.

“Si nos acercamos tenemos la oportunidad de influir sobre el desarrollo de los acontecimientos en un momento de cambio generacional. Creo que debemos aprovechar la oportunidad y planeo hacerlo”, dijo el mandatario en una entrevista con CNN.

Obama aseguró que en los dos años que le quedan en el cargo hará todo lo posible para continuar presionando para cerrar el centro de detenciones de la base militar de Guantánamo, en Cuba, una de sus promesas de campaña.

El mandatario agregó que el hecho de que esa prisión siga abierta con más de un centenar de presos “es algo que continúa inspirando a los yihadistas y extremistas de todo el mundo”.