• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Ataques abren la puerta a todas las posibilidades

Israel elevó el nivel de alerta en sus fronteras con Líbano y Siria, y desplegó baterías antimisiles para evitar represalias

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La aviación israelí bombardeó objetivos en Siria en 2 ocasiones en las últimas 48 horas, para impedir el traslado de armas para Hezbolá. Los ataques israelíes fueron condenados por Egipto y la Liga Árabe, y según  el ministro de Información de Siria, Omran Zombi, abren a Damasco la puerta a todas las opciones y hacen que la situación en la región sea más peligrosa.

Tel Aviv bombardeó el domingo de madrugada tres posiciones militares al noroeste de Damasco con misiles lanzados por aviones procedentes de Israel vía el sur del Líbano.

El centro de investigaciones científicas en Jamraya, en las afueras de Damasco, que ya fue atacado en enero por Israel, y un importante depósito de municiones y una unidad de defensa antiaérea fueron los objetivos alcanzados, señaló un diplomático en Beirut que pidió el anonimato.

La violencia en Siria ya causó más de 70.000 muertos en poco más de 2 años y estos bombardeos podrían suponer un punto de inflexión con la implicación abierta de Israel y otros países en la región.

El ministerio sirio de Asuntos Exteriores aseguró que, si Israel continúa sus actos de agresión, podría llevar toda la región a una guerra que amenace la paz y la seguridad internacionales.

“Esta agresión causó muertos y heridos y graves destrucciones”, aseguró el Ministerio de Relaciones Exteriores sirio en una carta dirigida al Consejo de Seguridad de la ONU.

Irán, enemigo de Israel, se mostró dispuesto a entrenar al Ejército sirio, junto al cual el Hezbolá reconoció que combate.

El ministro iraní de Defensa, Ahmad Vahidi, consideró que los ataques de Israel a Siria son una amenaza contra la seguridad de toda la región.


Alerta. El Ejército israelí elevó el nivel de alerta en sus fronteras con Líbano y Siria, y desplegó baterías antimisiles tras los recientes bombardeos cerca de Damasco, en previsión de que puedan producirse represalias. Las baterías fueron colocadas en las ciudades de Haifa y Safed, en el norte del país, después de que se evaluara la situación en la zona, informan medios locales.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, no se refirió al asunto aunque sí retrasó su salida de viaje a China para atender asuntos de seguridad.