• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Heridos sirios son atendidos en hospitales de Israel

El centro médico Ziv de Safed en Galilea es el lugar al que llevan a las víctimas que cruzan la frontera de los Altos del Golán

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los hospitales del norte de Israel no dejan de recibir heridos de la guerra civil en Siria, en su mayoría milicianos de grupos rebeldes y civiles que cruzan la frontera en busca de asistencia médica.

En Estado de no beligerancia desde 1973 y con un precario equilibrio de tensión en la zona, los sirios heridos cerca de la frontera han sido llevados por el mismo Ejército israelí a hospitales de la nación hebrea.

“Nosotros no sabemos de dónde vienen ni a dónde van”, dijo Yael Shavit, portavoz del hospital Ziv de Safed, en la Galilea Superior, que ha atendido en los últimos cinco meses a un centenar de víctimas.

El doctor Oscar Embom recordó que un sábado de febrero recibieron una llamada del Ejército en el que le comunicaban que siete jóvenes sirios heridos serían llevados al centro médico, desde ese momento no han dejado de llegar.

Se trata del principal centro civil de asistencia médica al que son trasladadas las víctimas que consiguen cruzar la otrora infranqueable frontera de los Altos del Golán, cerrada por Israel por 40 años.

Junto a la cerca fronteriza, en la parte norte de la meseta, el Ejército israelí cuenta desde principios de año con un hospital de campaña y su actividad la realiza en la más absoluta discreción.

Portavoces y altos mandos militares declinaron hacer comentarios y dejaron implícito que la orden viene de arriba. Los casos más graves se trasladan al hospital Ziv, donde los heridos ingresan sin restricciones.

“El Ejército nos los trae. No sabemos si llegan primero al hospital de campaña o no. Desde luego pasan algún tipo de clasificación médica porque muchos vienen con diagnósticos escritos”, explicó Shavit, que destacó que el personal médico, muchos de ellos árabes, no preguntan por la identidad de los pacientes.

La mayoría de los ingresados son hombres con heridas típicas de guerra ­traumatismos por disparos, bombas y, en muchos casos, con extremidades destrozadas­ que requieren cirugía avanzada.

Los hospitales de Nahariya, próximo a la frontera con el Líbano, y el Rambam de Haifa, también reciben heridos sirios.