• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Confirmada la cadena perpetua a española acusada de doble asesinato

El tribunal dictaminó que Carranza es culpable de haber asesinado a su ex marido en 2008 y a su ex novio en 2010, cuyos cuerpos descuartizó y escondió en bolsas de plástico en el sótano de una heladería

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Audiencia Provincial de Viena confirmó hoy la condena a cadena perpetua para la hispano-mexicana Estíbaliz Carranza por el asesinato de dos ex parejas suyas en 2008 y en 2010, según comunicaron a Efe fuentes de la institución.

La Audiencia Provincial rechazó la apelación presentada por el abogado de la acusada, Rudolf Mayer, quien interpuso un recurso contra la pena máxima al conocer la resolución del tribunal el pasado noviembre.

El tribunal dictaminó que Carranza es culpable de haber asesinado a su ex marido en 2008 y a su ex novio en 2010, cuyos cuerpos descuartizó y escondió en bolsas de plástico en el sótano de una heladería que regentaba en la capital austríaca.

Carranza, de 33 años, no se personó en la apelación, donde hoy se dictaminó inapelable la máxima condena posible en Austria.

Según la agencia austríaca APA, Mayer reclamó una corrección de las proporciones de la condena al alegar que, durante el proceso, los trastornos de personalidad de su clienta se tuvieron poco en cuenta, ya que en el momento en que sucedieron "los hechos ella se encontraba en una situación psicológica de excepción".

La Fiscalía rechazó tajantemente esos argumentos y destacó que, al haber recibido los disparos mortales por detrás, "las víctimas no tuvieron la posibilidad de defenderse de los ataques".

Después de que en junio de 2011 unos albañiles encontraran por casualidad los restos de las víctimas, Carranza huyó a Italia, donde fue detenida por la policía y extraditada a Austria el mismo mes.

Mientras estaba en prisión preventiva dio a luz, en enero de 2012, a un hijo cuya custodia fue inmediatamente entregada a su padre, un vienés de 47 años.

La procesada tuvo que someterse a diversas pruebas psicológicas llevadas a cabo por psiquiatras para determinar si en el momento de los hechos estaba en plena posesión de sus facultades mentales.