• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Condenan a muerte al autor de dos asesinatos aleatorios en Osaka en 2012

Isohi atacó con un cuchillo de cocina a dos viandantes en una concurrida calle de Osaka a plena luz del día/ Twitter

Isohi atacó con un cuchillo de cocina a dos viandantes en una concurrida calle de Osaka a plena luz del día/ Twitter

El jurado ha decidido así aplicar la pena que solicitaba la fiscalía al concluir que el acusado "tenía la firme intención de cometer asesinatos de forma cruel y aleatoria", según consta en la sentencia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un tribunal de Osaka, en el oeste de Japón, condenó hoy a muerte al autor de dos asesinatos por apuñalamiento en esta ciudad nipona en 2012, tras considerar que se trató de crímenes cometidos de forma "cruel y aleatoria".

Kyozo Isohi, de 40 años, fue sentenciado a la pena capital por un jurado compuesto por seis ciudadanos y tres magistrados, según publica hoy la agencia nipona Kyodo.

El jurado ha decidido así aplicar la pena que solicitaba la fiscalía al concluir que el acusado "tenía la firme intención de cometer asesinatos de forma cruel y aleatoria", según consta en la sentencia.

Isohi atacó con un cuchillo de cocina a dos viandantes en una concurrida calle de Osaka a plena luz del día, causando la muerte a sus dos víctimas, dos hombres de 42 y 66 años, en un suceso que conmocionó a la sociedad nipona.

En su defensa, el acusado adujo que apuñaló a sus víctimas después de oír voces que le incitaban a hacerlo, aunque la sentencia señala que Isohi se encuentra en "plenas facultades mentales" para responder ante la justicia por sus crímenes.

Isohi se declaró culpable en su primera comparecencia ante el Tribunal de Osaka, y pidió perdón a los familiares de sus víctimas.

También alegó que los asesinatos no fueron premeditados y tuvieron lugar después de un intento fallido de suicido debido a una delicada situación personal, y señaló que sus actos fueron inducidos por alucinaciones auditivas fruto del uso de drogas estimulantes.

La acusación, en cambio, apreció que sus actos fueron "de naturaleza maliciosa", y añadió que las supuestas alucinaciones sólo fueron "un factor de orden menor" en el contexto de los ataques.