• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Condenan a 119 islamistas por incendiar iglesia en Egipto

Un tribunal de Egipto condenó hoy a 119 miembros del grupo islamista | Foto: EFE

Un tribunal de Egipto condenó hoy a 119 miembros del grupo islamista | Foto: EFE

El tribunal los encontró culpables de participar en el incendio de la iglesia de San Jorge

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un tribunal de Egipto condenó hoy a 119 miembros del grupo islamista de los Hermanos Musulmanes a penas de cárcel de entre 10 años y cadena perpetua por incendiar una iglesia y un arzobispado en el sur del país, informó la agencia oficial egipcia de noticias, Mena.

La Corte Penal de la provincia meridional de Sohag sentenció a 26 de ellos a cadena perpetua; 67 a 15 años de cárcel y otros 26  a 10 años de reclusión.

El tribunal los encontró culpables de participar en el incendio de la iglesia de San Jorge y del arzobispado cristiano copto de Sohag, tras el desmantelamiento policial de las acampadas islamistas de las plazas cairotas de Rabea al Adauia y Al Nahda, en agosto de 2013.

En esas acampadas se pedía la restitución de Mohamed Mursi como presidente del país, depuesto por el Ejército un mes antes.

Según el tribunal, los condenados también dispararon contra las fuerzas de seguridad y vehículos de bomberos.

Un total de 68 acusados comparecieron ante la corte.

El pasado 11 de agosto, el Tribunal Militar de Alejandría, en el norte de Egipto, condenó a cadena perpetua a 250 partidarios de Mursi.

Los actos delictivos por los que fueron condenados estos últimos -la mayoría de ellos en rebeldía- tuvieron lugar tras el golpe militar, cuando causaron incendios en varios edificios públicos, entre ellos la sede de la Gobernación y una comisaría de la provincia de Al Bahira, al norte de El Cairo.

Desde el golpe de Estado, las autoridades egipcias han perseguido a los simpatizantes, integrantes y líderes de la cofradía.

Cientos de personas han sido condenadas a penas de muerte en el último año. Los juicios han sido criticados por considerar que no se respetaron las garantías procesales y que las penas fueron muy severas, entre otros motivos.

El propio Mursi fue condenado a muerte por el caso de la fuga de una cárcel durante la revolución de 2011, que derrocó al entonces presidente, Hosni Mubarak.