• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Condenan a abuela que hizo correr a su nieta hasta morir

Joyce Hardin Garrard se salvó de ser condenada a muerte / AP

Joyce Hardin Garrard se salvó de ser condenada a muerte / AP

Joyce Hardin Garrard castigó a la niña de 9 años de edad obligándola a correr y a cargar leña. Fue sentenciada a una vida en presión

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una mujer de Alabama condenada por forzar a su nieta de 9 años de edad a correr hasta morir como castigo por mentir, fue sentenciada el lunes a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

Joyce Hardin Garrard tomó la mano de su abogado defensor mientras el juez del condado Etowah Billy Ogletree pronunciaba la sentencia. Garrard le dijo al juez que si ella pudiera cambiar algo, su nieta estaría viva.

Un jurado declaró culpable a Garrard de homicidio en marzo y recomendó cadena perpetua. El juez podía haberle impuesto la pena de muerte. El fiscal de Etowah Jimmie Harp, le dijo al juez el lunes que la fiscalía estaba satisfecha con la recomendación del jurado.

Testimonios en el juicio mostraron que Savannah Hardin se desplomó y vomitó en el 2012 afuera de su casa luego de pasarse la tarde corriendo y cargando palos. La niña murió varios días más tarde en un hospital luego que fue desconectada de las máquinas que la mantenían con vida.

Un vecino declaró en el juicio que vio a la niña corriendo y cargando leña y palos durante un período de dos horas.

"Joyce y Savannah estaban en el patio y Joyce le estaba diciendo a Savannah que siguiese corriendo", dijo Chad Jacobs. "Ella repetía: Sigue corriendo, no te dije que pararas''.

Video de seguridad de un autobús escolar mostró a Garrard hablando con la conductora de autobús, Raenna Holmes, sobre Savannah tomando caramelo sin pagar de otra estudiante que estaba vendiéndolo. Garrard le dijo a Holmes: "Ella va a correr hasta que yo le diga que pare".

Garrard negó que hubiera querido causar daño a la niña. Les dijo a investigadores que la niña quería correr y ganar velocidad tras terminar segunda en una carrera en la escuela.

El juicio y otros documentos de la corte describieron a Savannah como una niña dulce que amaba los caballos y correr en competencias.