• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Una familia de origen venezolano sobrevivió al accidente del tren

Un familiar de las víctimas del accidente espera más noticias en el punto de información instalado en Santiago de Compostela | Foto AP

Un familiar de las víctimas del accidente espera más noticias en el punto de información instalado en Santiago de Compostela | Foto AP

Exceso de velocidad es considerada la causa principal del accidente en Santiago de Compostela

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La policía detuvo y mantiene bajo investigación a Francisco José Grazón, conductor del tren operado por la compañía ferroviaria estatal española Renfe, en el que  murieron 80 personas y 94 resultaron heridas, tras descarrilarse cerca de Santiago de Compostela.

La Cancillería de Venezuela envío un comunicado expresando sus condolencias. En el tren viajaba una familia de origen venezolano que sobrevivió al accidente.

Ana María Castañé, de 60 años, venezolana de origen catalán informó a través del diario de Galicia La voz de Ferrol, que su hija, Yesica Medina Castañé y su yerno, viajaban en el tren. La pareja iba con un niño de 7 años y un bebé de un mes y medio, y sobrevivieron a la desgracia. "Es un milagro que a mi bebito no le haya pasado nada", contó al periódico, Castañé, refiriéndose a su nieto menor. Su hija aunque ilesa quedó impactada y dijo: "vi gente con la cara partida, terrible".

Hasta ahora, se conoce que tres latinoamericanos, de México y de Colombia, murieron en el accidente, una dominicana está desaparecida y cuatro colombianos resultaron heridos, según confirmaron sus gobiernos. 

El presidente del Gobierno de España Mariano Rajoy, oriundo de la comunidad, visitó el lugar y declaró tres días de luto nacional en honor a las víctimas. Las autoridades de la Comunidad de Galicia dijeron que el tren tenía dos conductores y que uno estaba hospitalizado, pero no quedaba inmediatamente claro cuál de los maquinistas declarará como imputado. Garzón, tendrá que pronunciarse ante la Policía Judicial, según confirmó una portavoz del Tribunal Superior de Justicia de Galicia.


Descarrilé. Reportes de periódicos citaban a testigos diciendo que Garzón, quien ayudó a rescatar víctimas, gritaba: "Descarrilé, qué le voy a hacer, qué voy a hacer”. El diario El País indicó que uno de los maquinistas había quedado atrapado en la cabina y que informó por radio a la estación ferroviaria que el tren había ingresado en la curva a 190 kilómetros por hora."¡Somos humanos! ¡Somos humanos!", repetía. "Espero que no haya muertos porque caerán sobre mi conciencia", según el relato del periódico.

Una fuente oficial dijo que el exceso de velocidad causó el accidente, pero aún no han podido confirmar  en cuanto se excedió el conductor. El País informó que el ferrocarril iba a más del doble del límite de velocidad permitido en una curva pronunciada.

Venezuela expresó sus condolencias a través de un comunicado enviado por el Ministerio de Relaciones Exteriores. El Papa Francisco ha dedicado oraciones desde la Jornada Mundial de la Juventud en Río de Janeiro a las víctimas, y numerosos gobiernos del mundo se han unido a las muestras de apoyo.

Después días de incertidumbre y desolación para los familiares de las víctimas, las autoridades han empezado a comunicar las identidades. Santiago de Compostela se preparaba para la festividad de su patrono, el apóstol Santiago, en la que miles de peregrinos católicos de todo el mundo colman sus calles. La capital gallega, destino de los creyentes que recorren el tradicional Camino de Santiago, suspendió las celebraciones, incluida la tradicional misa en su catedral.