• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Compiten por control de comisión contra Rousseff

Rousseff indicó que se encuentra “tranquila”, pues “no existe fundamento para iniciar el proceso” | Foto AP

Rousseff indicó que se encuentra “tranquila”, pues “no existe fundamento para iniciar el proceso” | Foto AP

Los partidos de la Cámara de Diputados iniciaron una querella por el liderazgo del grupo especial del juicio político

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El gobierno de Brasil y el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, iniciaron esta semana una querella por el control de la comisión especial que elaborará el proyecto de apertura del juicio político contra la mandataria de ese país, Dilma Rousseff, que la podría destituir de su cargo, de acuerdo con Folha do Sao Paulo.

El diario informó que ambas partes están tratando de formar bases aliadas con el fin de ejercer el liderazgo de esta comisión, que estaría formada por 65 miembros. Apenas sea elegida deberán escoger mediante votación secreta al presidente y el relator. Luego la presidente tendrá la oportunidad de presentar su defensa, y luego se decidirá si el impeachment prosigue o no hacia una votación del plenario de la Cámara, que deberá aprobar con 342 de 512 diputados la apertura del juicio político.

Sobre esto, Rousseff indicó que se encuentra “tranquila”, pues “no existe fundamento para iniciar el proceso”. Mientras que la oposición afina su discurso para un eventual gobierno de transición del vicepresidente de Brasil, Michel Temer.

“Es muy importante que haya una gran cohesión entre todos para buscar una salida”, dijo el ex candidato presidencial brasileño, Aecio Neves.

En este sentido, Rousseff afirmó que espera la “integral confianza” de Temer: “A lo largo de este tiempo desarrollé mi relación con él y conozco a Temer como persona, como político y como gran constitucionalista”, resaltó la presidente.

Uno de los fieles escuderos de Temer, el ministro de Aviación Civil de Brasil, Eliseu Padilha, renunció recientemente a su cargo, lo que fue interpretado por algunos sectores como un gesto de disidencia hacia Rousseff. Padilha, al igual que Temer, forma parte del Partido del Movimiento Democrático Brasileño, principal formación de la base aliada que sustenta el Ejecutivo de la presidente, señaló EFE.

No obstante, pese a su carácter oficialista, dentro del PMDB existen sectores disidentes que promueven una ruptura con el gobierno y hasta se han declarado a favor del juicio político contra la mandataria.

Rousseff evitó hablar de una posible dimisión masiva de miembros del PMDB de su gobierno, de acuerdo con Folha do Sao Paulo.