• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Colombianos deberán refrendar un acuerdo de paz con las FARC

Iván Márquez, comandante de las FARC, que sí anunciaron ayer la tregua durante los comicios / EFE

Iván Márquez, comandante de las FARC / EFE

La mesa de negociación entre el gobierno y la guerrilla todavía tiene que acordar la manera en que se hará el acuerdo, que podría ser mediante referéndum, consulta popular o plebiscito

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El jefe de la delegación del Gobierno de Colombia que negocia con las FARC, Humberto de la Calle, afirmó hoy que un eventual acuerdo de paz con la guerrilla tendrá que ser refrendado por los colombianos para que goce de la legitimidad que permita poner fin a un conflicto de más cincuenta años.

"De alguna manera estamos trabajando en un borrador de acuerdo. Son los colombianos los que tendrán que decirnos si ese acuerdo es razonable, mirando en su conjunto, con sus concesiones, ventajas, desventajas y claroscuros", señaló De la Calle, que intervino hoy ante empresarios y políticos en el Forum Europa en Madrid.

El jefe negociador se encuentra de visita en la capital de España para dar a conocer ante empresarios, políticos, académicos y la colonia colombiana los avances en las negociaciones de paz que mantiene con la guerrilla de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) en La Habana.

"Por primera vez, vemos una oportunidad real para acabar con el conflicto y lograr la paz", afirmó De la Calle, que estuvo acompañado de la canciller de Colombia, Ángela Holguín, y el ex presidente del Gobierno español, Felipe González.

El jefe negociador explicó que en el acuerdo general que rige las conversaciones, las partes acordaron incluir un último punto que establece la refrendación de los acuerdos por parte de los colombianos, algo "inédito" y "realmente innovador" en los procesos de paz que se han dado en el mundo.

El jefe negociador explicó que la mesa de negociación todavía tiene que acordar la manera en que se hará y mencionó como posibilidades un referéndum, una consulta popular o un plebiscito.

De la Calle reconoció que se trata de un "enorme riesgo" para los acuerdos, porque no se limita al consenso entre el Gobierno y las FARC sobre los detalles, sino que requiere el aval del conjunto de la población colombiana.

De la Calle señaló que para que el acuerdo goce de la refrendación y legitimidad de la población, las delegaciones de paz del Gobierno y las FARC tienen que trabajar dentro de los mecanismos que permite la justicia transicional y en respeto de las normas internacionales.

"No podemos acudir a atajos. Amnistías selectivas o intercambio de impunidades. (...) Los colombianos no lo aceptarían", sentenció.

El jefe negociador recordó que ya se han logrado acuerdos en tres de los puntos de la hoja de ruta que marca las conversaciones, en materia de desarrollo rural y reparto de tierras agrícolas; en la reinserción en la vida política de los guerrilleros desmovilizados, y en el problema del narcotráfico y los cultivos ilícitos.

En estos momentos, la mesa de La Habana negocia la reparación de las víctimas y queda pendiente el punto relativo al cese el fuego y dejación de las armas, que ya está adelantando una subcomisión técnica y que es el "punto más complejo y delicado", admitió.

"Viene ahora lo más difícil. Hay que decidir dónde vamos a trazar la línea entre justicia y paz. Se trata de conseguir el máximo de justicia para lograr la paz y evitar más víctimas", indicó.

También intervino en el acto el ex presidente del Gobierno de España, el socialista Felipe González, quién consideró que el proceso de paz para Colombia ha alcanzado un punto de irreversibilidad, de no marcha atrás, inédito hasta la fecha, que hace difícil pensar en su fracaso.

"Por primera vez vemos en Colombia una oportunidad real de acabar con un largo conflicto a través de los mecanismos del diálogo", precisó el político español.