• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

FARC: Marco Jurídico para la Paz estorba al diálogo

Rodrigo Granda, el llamado canciller de las FARC, fue el responsable de leer el comunicado | EFE

Rodrigo Granda, el llamado canciller de las FARC, fue el responsable de leer el comunicado | EFE

La guerrilla dijo que la enmienda constitucional no toma en cuenta los criterios de los insurgentes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia tildaron como una imposición y estorbo para lograr el fin del conflicto el llamado Marco Jurídico para la Paz y criticaron el referendo planteado por el Gobierno de Colombia, al que acusaron de pretender actuar como juez y parte y al que reclamaron retornar a la bilateralidad.

“Es urgente retomar el respeto a la bilateralidad que entregue confianza para seguir adelante”, reclamaron las FARC en una declaración leída en La Habana, donde ayer concluyó el decimocuarto ciclo de las conversaciones de paz entre la guerrilla y el Gobierno.

El guerrillero Rodrigo Granda, alias Ricardo Téllez, leyó un comunicado en el que la guerrilla reprochó el Marco Jurídico, una enmienda constitucional que busca regular el proceso de desmovilización si se alcanza un acuerdo de paz.

“Desde su gestación, el llamado Marco Jurídico para la Paz no ha tenido en cuenta criterios de la insurgencia ni de sector político o social alguno vinculado o interesado en el tratamiento del asunto”, indicó el representante de los guerrilleros.

También criticaron la pretensión del Gobierno de una justicia transicional que consideraron inoportuna.  “Es un esquema de desmovilización y sometimiento de la contraparte insurgente, sin considerar en absoluto la necesidad de la desmilitarización de la sociedad y del Estado”, cuestionaron.

En su discurso Granda señaló: “Es un absurdo que además tiene el inadmisible desacierto de pretender colocar en condición de victimario unilateral al movimiento guerrillero, a sabiendas de que las víctimas lo son del conflicto”.

Las FARC reiteraron también sus críticas al referendo propuesto por el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, sobre un eventual acuerdo de paz por considerarlo una iniciativa unilateral fuera de lugar que además rompe con el compromiso gubernamental de resolver el asunto de la refrendación concertándolo con la contraparte.

A juicio de la guerrilla, con esas iniciativas el Gobierno de Santos se considera juez y parte de una contienda en la que –según dijeron los insurgentes en La Habana– no hay ni vencedores ni vencidos.

El jefe de la delegación del Gobierno, el ex vicepresidente Humberto de La Calle, abogó por dejar de lado la retórica y mostrarle más resultados a los colombianos.