• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Colombia y Panamá buscan frenar minería ilegal en zona fronteriza

La minería ilegal opera de forma muy parecida al narcotráfico, con bandas criminales integradas por colombianos que traspasan la frontera y contactan a panameños que también se dedican a actividades ilegales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Colombia colaborará con Panamá para frenar la minería ilegal que bandas criminales pretenden trasladar a la fronteriza provincia panameña del Darién, dijo el general colombiano Leonardo Pinto Morales.

La minería ilegal opera de forma muy parecida al narcotráfico, con bandas criminales integradas por colombianos que traspasan la frontera y contactan a panameños que también se dedican a actividades ilegales, explicó el general en rueda de prensa en Panamá.

Pinto, comandante de la séptima división del Ejército de Colombia, dijo que en la frontera con Panamá opera una de esas bandas criminales de explotación minera ilegal y contrabando de oro, conocida en su país como "Los urabeños".

El tema de la minería ilegal transfronteriza fue abordado por las autoridades de ambos países en la VII Reunión Regional Unificada de la Comisión Binacional Fronteriza Panamá-Colombia, celebrada esta semana en la capital panameña.

El militar colombiano dijo que aprovechando la experiencia de la Policía Nacional de Colombia se puede hacer un trabajo conjunto "para frenar ese flagelo de la minería ilegal" que, afirmó, "es muy parecido al del narcotráfico, pero no es con drogas sino con oro".

Pinto Morales destacó que esa colaboración le ha permitido al Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) de Panamá alcanzar resultados importantes, como la erradicación de los guerrilleros del Frente 57 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de territorio panameño.

"Eso es muy importante porque este grupo ya estaba auspiciando, motivando a los indígenas y campesinos de la región fronteriza a sembrar cultivos ilícitos", aseguró el general colombiano.

Por su parte, el director general del Senafront, Frank Ábrego, dijo que en algunas zonas de Panamá, como en Río Balsa, en Darién, y en Coclé del Norte, en la caribeña provincia de Colón, se ha detectado que unas 1.500 personas se dedican a la explotación minera ilegal y al contrabando transfronterizo.

Ábrego añadió que cree que individuos de origen colombiano, probablemente narcotraficantes, asesoran o financian esta actividad en Panamá como una forma de "lavar o limpiar los activos que ellos obtienen del trasiego de droga, tratando de convertirlo en oro".

A su vez, el general de la Policía Nacional de Colombia Nicolás Ramsés Muñoz señaló que "efectivamente" la minería ilegal fue uno de los puntos importantes que se analizaron en la reunión de Combifront en Panamá.

Muñoz expresó que en Colombia hay una "lucha frontal" y una "estrategia" para enfrentar a bandas criminales que están detrás de la explotación ilegal de los recursos naturales, flagelo que acarrea un daño al medio ambiente.

"Esa experiencia es la que vamos a seguir compartiendo" con Panamá y los países fronterizos con Colombia, para evitar que esa actividad ilegal se expanda en la región, resaltó Muñoz.

El jefe policial colombiano explicó que la minería ilegal la manejan en su país las guerrillas de las FARC y el Ejército Popular de Liberación (ELN) y las bandas criminales emergentes de los antiguos grupos paramilitares, "como una fuente importante de financiar toda clase de delitos".