• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Colocan en Dallas una cruz que marca el punto donde Kennedy recibió disparo

Kennedy fue alcanzado por la bala del asesino mientras se encontraba en la caravana. El gobernador John Connally también recibió un disparo | Foto: Getty Images

Kennedy fue alcanzado por la bala del asesino mientras se encontraba en la caravana. El gobernador John Connally también recibió un disparo | Foto: Getty Images

El Ayuntamiento de Dallas tapó la semana pasada las marcas por obras de mejora en la calle, pero en las últimas horas alguien volvió a pintar en la calzada una cruz, polo de atracción de turistas y curiosos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuatro días después del 50 aniversario del asesinato del presidente estadounidense John F. Kennedy en Dallas, la calzada de Dealey Plaza volvió hoy a tener una cruz en forma de equis para indicar el punto exacto donde el mandatario recibió uno de los disparos.

El Ayuntamiento de Dallas tapó la semana pasada las marcas por obras de mejora en la calle, pero en las últimas horas alguien volvió a pintar en la calzada una cruz, polo de atracción de turistas y curiosos.

"Siempre han reaparecido, esperábamos que sucediera así", declaró hoy al diario "The Dallas Morning News" el portavoz municipal Frank Librio, que descarta por ahora que el Ayuntamiento retire esta marca o cualquier otra que aparezca para indicar la trayectoria de la limusina en la que iba el matrimonio Kennedy ese 22 de noviembre de 1963.

El pasado viernes, cuando se cumplía exactamente medio siglo del magnicidio, la marca no estuvo presente durante el homenaje al presidente asesinado, justamente durante un acto que no quería centrarse en el acontecimiento, sino en el legado político del mandatario demócrata. La ausencia de las marcas levantó controversia en la ciudad por haber retirado un símbolo inseparable de la historia reciente de Dallas y, supuestamente para algunos, alterar el relato del trágico acontecimiento.

A su vez, las cruces sobre la calzada, imán de fotos turísticas, ponen en riesgo a peatones y conductores en una vía de tráfico denso de la ciudad, más todavía en periodos de fuerte afluencia de público, como lo fue la semana pasada.

Hasta el martes 19 de noviembre hubo dos marcas correspondientes a dos tiros, que los vecinos de Dallas calculan que habían estado presentes casi ininterrumpidamente durante tres décadas. En el acto del viernes, el alcalde de Dallas, Mike Rawlings, aseguró que la tragedia ayudó a que la ciudad acabara con su extremismo de los 60 y situó el asesinato de Kennedy como algo superado por parte de la ciudad y sus habitantes.