• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Clinton impulsará lectura en familias hispanas

La ex secretaria de Estado Hillary Clinton | EFE

La ex secretaria de Estado Hillary Clinton | EFE

El enfoque de la campaña es sencillo, atacar lo que se conoce como "brecha de la palabra" al promover estas actividades por al menos 15 minutos al día entre las familias latinas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hillary Rodham Clinton participará en una campaña que trata de fomentar el hábito de la lectura en los padres de familia hispanos para que sus hijos lleguen mejor preparados a la escuela.

Cerca de 25% de todos los bebés e infantes que viven en Estados Unidos son de origen hispano pero sólo la mitad de ellos tiene probabilidades de que sus padres les lean, y apenas a la tercera parte es posible que sus padres les canten, de acuerdo con un informe reciente de la Fundación Robert R. McCormick.

El esfuerzo es parte de la campaña "Muy pequeño para fallar" que fue lanzada el año pasado por la Fundación Bill, Hillary y Chelsea Clinton y Next Generation, una organización sin fines de lucro con sede en San Francisco. La empresa Univision, que transmite en español y tiene su sede en Nueva York, difundirá una serie de anuncios y segmentos sobre este tema en sus programas de noticias.

Se espera que Clinton participe el martes en el lanzamiento de la campaña en un acto en el barrio de Harlem en Nueva York. Clinton, quien suele apoyar los programas de desarrollo a la niñez, estudia la posibilidad de ser candidata a la presidencia en las elecciones de 2016.

El enfoque de la campaña es sencillo, atacar lo que se conoce como "brecha de la palabra" al promover estas actividades por al menos 15 minutos al día entre las familias latinas.

Una investigación publicada por los académicos de la Universidad de Kansas Betty Hart y Todd Risley en la década de 1990 mostró que hijos de padres con educación universitaria escuchan un promedio de 30 millones de palabras más cuando llegan a los cuatro años que los hijos de familias que reciben asistencia social, y 15 millones de palabras más que menores procedentes de familias de clase trabajadora.

Es probable que los menores con menor exposición a la palabra estén rezagados frente a sus compañeros al iniciar la escuela y difícilmente alcanzarán el mismo nivel.