• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Cirugía usada para tratar a Santos obliga a guardar semanas de reposo

Juan Manuel Santos, presidente de Colombia / Carlos Durán/EFE

Juan Manuel Santos, presidente de Colombia / Carlos Durán/EFE

En el caso del presidente de Colombia no usarán laparoscopia ni robots. Otras técnicas para extraer la próstata son igualmente efectivas contra el cáncer, pero mínimamente invasivas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El médico tratante del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, informó que la intervención que se le hará al mandatario para extraer la próstata, aquejada por un tumor localizado, será una cirugía abierta, por lo que requerirá al menos entre tres a cuatro semanas de reposo.

Aunque el especialista señaló que el pronóstico es bueno, lo cierto es que Santos no se beneficiará de las técnicas mínimamente invasivas que se usan en estos casos, y que incluyen la cirugía laparoscópica y la cirugía robótica, que le hubieran permitido reintegrarse con mayor brevedad a sus actividades.

En la capital del país vecino solamente un centro asistencial cuenta con el robot Da Vinci, el equipo que permite hacer esas intervenciones. Aunque la Fundación Santa Fe, donde será operado el mandatario, consideró la posibilidad de adquirir el robot Da Vinci, lo descartó por razones de costo. Sin embargo, el centro tiene una reconocida clínica de próstata que utiliza avanzadas tecnologías, entre ellas el láser, detalla su página web.

El robot está disponible en la clínica Marly de Bogotá. Los especialistas de esa institución se han formado en el Centro de Robótica del Hospital de Clínicas Caracas e, incluso, en algunas oportunidades, médicos venezolanos se han trasladado desde Caracas para operar en Colombia.

La cirugía tradicional que se usará en el caso de Santos, aunque es bien tolerada, exige varios días de hospitalización, la colocación de una sonda a través de la uretra por lo menos durante 15 días e inclusive ejercicios de rehabilitación del piso pélvico para acelerar la recuperación del control de esfínteres. La anestesia que se coloca en estos casos es peridural, de manera que el Presidente, como ya señalaron los médicos estará consciente en todo momento.

Ariel Kaufman, director del Centro de Cirugía Robótica del Hospital de Clínicas Caracas, donde se han realizado más de 700 cirugías robóticas para tratar cáncer de próstata, señala que aunque los resultados obtenidos en la extracción de la glándula con cirugía abierta son similares a los que se obtienen con cirugía robótica, con esta técnica existe un menor riesgo de sangramiento y de infección, hay menos dolor postoperatorio y menos tiempo de hospitalización. Adicionalmente, disminuye la probabilidad de que el paciente intervenido padezca de efectos colaterales, como disfunción eréctil o incontinencia urinaria.

Despistaje necesario

Kaufman recordó que la prueba del antígeno prostático es una herramienta necesaria, junto con el tacto rectal, para la detección de cáncer. Aunque muchos desconfían de la fiabilidad del examen, que se toma a través de una muestra de sangre en el brazo, el médico considera que sigue siendo uno de los mejores marcadores de la enfermedad. “Ojalá dispusiéramos de algo similar para otros órganos, como el pulmón, estómago, páncreas o hígado”.

Aclara que el antígeno no se eleva solamente en cáncer de próstata sino también en caso presencia de crecimiento benigno e inflamación de la próstata.

Despistaje precoz

Debido a que cada vez con más frecuencia se detecta cáncer de próstata en hombres menores de 40 años de edad, los especialistas recomiendan una evaluación preventiva principalmente en aquellos casos con antecedentes familiares y ascendencia afroamericana. “Es una evaluación sencilla que incluye la historia clínica y tacto rectal. En el caso del presidente Santos, la elevación del antígeno prostático encendió las alarmas y obligó a practicar una biopsia prostática guiada por ultrasonido”.