• Caracas (Venezuela)

Multimedia

Al instante

video

Circo máximo

Los países se pelean por ser sede para un Mundial u Olimpiadas, pero la realidad es que esto no necesariamente recupera la economía de esa nación. Las fuerzas oscuras que mueven los megaeventos deportivos dejan su huella y Andrew Zimbalist, un economista deportivo mundialmente reconocido, nos lo revela con cifras. Por ejemplo, los brasileños gastaron 20 mil millones de dólares en la construcción de infraestructura para el Mundial 2014 y no hay evidencia de que haya generado mejoras económicas.


Más en www.efectonaim.com / @EfectoNaim

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share: