• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Cierran los colegios electorales en Luxemburgo con Juncker como favorito

Jean-Claude Juncker / AP

Jean-Claude Juncker / AP

El riesgo para el veterano dirigente lo representa la posibilidad de que socialistas, liberales y verdes tengan apoyos suficientes para establecer una coalición tripartita que le aparte del poder

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los colegios electorales cerraron hoy a las 14.00 hora local (12.00 GMT) en Luxemburgo, en una jornada en la que el país decide si continúa confiando en el democristiano Jean-Claude Juncker, pese al escándalo que le llevó a convocar elecciones anticipadas, o si opta por la renovación.

Juncker, que depositó su voto a última hora de la mañana junto a su esposa, es el gran favorito tras 18 años como primer ministro y con el respaldo de un partido, el democristiano CSV, que ha ganado todas las elecciones desde la Segunda Guerra Mundial salvo las de 1974.

El riesgo para el veterano dirigente lo representa la posibilidad de que socialistas, liberales y verdes tengan apoyos suficientes para establecer una coalición tripartita que le aparte del poder.

Según la mayoría de analistas, el CSV será una vez más la fuerza más votada, aunque podría perder varios escaños, un retroceso que también podría afectar a los socialistas del LSAP, que apoyaron hasta julio el Gobierno de Juncker y provocaron su caída al retirarle el apoyo como consecuencia de los desmanes descubiertos en los servicios secretos del país.

El actual ministro de Economía, Etienne Schneider, es la alternativa socialista, pero podría verse superado por el liberal Xavier Bettel (DP), cuya popularidad no ha dejado de crecer.

En las últimas elecciones en 2009, el CSV obtuvo 26 escaños de los 60 del Parlamento, por 13 de los socialistas, 9 de los liberales y 7 de los ecologistas.

Según un sondeo citado por el diario "Wort", el CSV perdería tres escaños, que irían a parar a los liberales.

El mal tiempo ha marcado la jornada electoral, con lluvias intermitentes, que a priori no deben afectar a la participación, pues en Luxemburgo el voto es obligatorio y la abstención sin justificar se castiga con una multa.

Las votaciones han transcurrido sin incidentes en los 628 puntos preparados para los comicios.

En total, cerca de 240.000 personas de los algo más de medio millón de habitantes de Luxemburgo estaban convocados a las urnas, en un país donde gran parte de la población es de origen extranjero.

Se espera que los resultados comiencen a conocerse a lo largo de la tarde y que antes de que termine el día se pueda declarar un vencedor.

La votación supone prácticamente un plebiscito sobre la figura de Juncker, uno de los grandes rostros de la política europea de las últimas décadas y que pretende gobernar durante otros 5 años pese a los cantos de sirena de Bruselas, donde siempre ha sido uno de los favoritos para ocupar algún puesto de responsabilidad.

Juncker convocó elecciones anticipadas en julio tras perder el apoyo de sus socios en el Gobierno por su supuesta inacción ante las irregularidades cometidas por el departamento de inteligencia (SREL), entre ellas escuchas ilegales y malversaciones de fondos.