• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Cientos de personas protestan por visita de Obama a Suráfrica

El presidente Barack Obama, durante una visita a Senegal | Foto AP

El presidente Barack Obama, durante una visita a Senegal | Foto AP

Antes de la visita de Obama, la Asociación de Abogados Musulmanes, pidió a la fiscalía sudafricana el arresto del presidente estadounidense.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cientos de personas de varios grupos políticos y sociales sudafricanos protestaron en Pretoria por la visita al país del presidente estadounidense, Barack Obama, que aterrizará esta tarde en Sudáfrica.

La marcha, organizada entre otros por el Partido Comunista de Sudáfrica (SACP) y la primera agrupación sindical del país, COSATU, desfiló por el centro de la capital sudafricana y gritó consignas como "No, no puedes espiarme" o "Obama, para de apoyar a dictadores en África", informó la agencia local de noticias Sapa.

Los manifestantes calificaron de "primer asesino del mundo" a Obama, que llegará a Sudáfrica procedente de Senegal y comenzará mañana su visita oficial de dos días al país austral.

El grupo pasó cerca del hospital donde está internado en estado crítico el ex presidente sudafricano Nelson Mandela, a quien Obama calificó en Senegal como uno de sus "héroes personales".

Los manifestantes, escoltados en todo momento por seis vehículos policiales, gritaron consignas de reconocimiento y ánimo a Mandela cuando estaban cerca del centro médico.

Las protestas contra Obama continuarán mañana en el antiguo gueto negro de Soweto, en el suroeste de Johannesburgo, donde el líder estadounidense participará en un acto con universitarios, esta vez encabezadas por organizaciones de estudiantes.

Antes de la visita de Obama, la Asociación de Abogados Musulmanes, pidió a la fiscalía sudafricana el arresto del presidente estadounidense.

La fiscalía rechazó la solicitud de los letrados islámicos, que acusaban a Obama de "genocidio" y "crímenes contra la humanidad" por su uso de aviones no tripulados para acabar con presuntos terroristas.