• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Cientos de personas despiden a palestino asesinado

Una multitud asiste al entierro del joven palestino Ahmad Sabbarin, de 20 años, en Jalazoun cerca de Ramala (Palestina) / EFE

Una multitud asiste al entierro del joven palestino Ahmad Sabbarin, de 20 años, en Jalazoun cerca de Ramala (Palestina) / EFE

Una marea de canciones nacionalistas y banderas de todos los signos y partidos políticos, incluido el grupo islamista Hamás, como es habitual desde hace tiempo en protestas y funerales, acompañaba la comitiva fúnebre

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cerca de mil personas participaron en el funeral del joven palestino Mohamed Tarifi, muerto hoy a tiros en el corazón de Ramala, hasta donde el Ejército israelí ha extendido sus operaciones de búsqueda de tres jóvenes desaparecidos.

Apostados en un cruce de caminos entre la aldea de Al Bire y la capital administrativa de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), cientos de personas esperaban el cuerpo en la mayor mezquita de Ramala, lugar al que fue trasladado Tarifi desde el hospital municipal.

Una marea de canciones nacionalistas y banderas de todos los signos y partidos políticos, incluido el grupo islamista Hamás, como es habitual desde hace tiempo en protestas y funerales, acompañaba la comitiva fúnebre.

Tras el rezo al mártir, como denominan los palestinos a aquellos asesinados a causa de la ocupación israelí, la procesión inició su peregrinaje hacia el cementerio de la vecina Al Bire.

Las consignas contra Israel y la ocupación militar que padece Cisjordania desde hace casi 50 años se repetían en el trayecto en el que se rendía homenaje al último muerto por fuego israelí en territorio palestino, el quinto desde la pasada semana.

Hace diez días, el Ejército de Israel inició la mayor operación militar en Cisjordania desde la Segunda Intifada, en busca de tres jóvenes israelíes que desaparecieron cuando hacían autoestop junto a una colonia cercana a Hebrón.

Una desaparición que el gobierno israelí considera un secuestro, pese a no dar verosimilitud a los grupos que lo han reivindicado, y del que acusa a Hamás, aunque sin mostrar aún las pruebas "irrefutables" que el primer ministro israelí, Benjamin Netanayahu, dijo hoy poseer.

En la búsqueda, el Ejército israelí ha detenido a más de 300 personas -unas 240 relacionadas con Hamás, según datos ofrecidos por el mismo- y se han registrado más de 1.300 viviendas, oficinas y otras instalaciones.

"Israel está haciendo la guerra a los palestinos, en las ciudades y pueblos. Tratan de matar todo lo que pueden, de destruir todo lo que pueden", denunció a Efe Ziad Abu Ein, antiguo viceministro de Asuntos de los Prisioneros.

Abu Ein perdió su puesto tras la formación a principios de este mes del gobierno de reconciliación palestino, que acabó con siete años de división política entre el grupo nacionalista Al-Fatah y Hamás.

"No podemos permanecer al margen de lo que está sucediendo, de este castigo. Hay que permanecer unidos para defender nuestras casas y nuestras vidas", exhortó.

El aumento en la frecuencia de las redadas nocturnas en Cisjordania, junto a los arrestos masivos -percibidos por la población como "un castigo colectivo"-, no hacen sino agravar la tensión.

La inusual imagen del centro de Ramala, totalmente cubierto de escombros tras la entrada del Ejército israelí durante la pasada noche en una operación cuyo desenlace fue la muerte de Tarifi, abatido a tiros en un comercio de una de las principales calles, ilustra esta escalada de violencia.

"Lo único que veo es que esto puede llevar a más enfrentamientos y a más sufrimiento para el pueblo palestino, porque parece que los israelíes aumentarán sus esfuerzos por encontrar a los que ellos dan por sentado que han sido secuestrados", explica el veterano activista palestino Basim Tamimi.

Además, destaca otro de los aspectos clave que en los últimos días alimenta la cólera popular: la colaboración en materia de seguridad establecida entre la ANP e Israel.

"Enfrentamientos como el de anoche, con la Autoridad Palestina de por medio, pueden derivar en una escalada de tensión interna que no ayudará en absoluto a nuestra causa. Los partidos políticos deben liderar sobre el terreno y dirigir la reacción de la gente del mejor modo posible", advirtió.

"La coordinación con Israel en materia de seguridad puede convertir en enemigo de algunos a nuestra autoridad y dañar su imagen", agregó.

A la llegada al cementerio de Al Bire, la comitiva no se detiene y continúa hasta los pies de la colina en la que se asienta la colonia israelí de Pesagot, ilegal bajo el derecho internacional, para protestar contra la ocupación y la actual situación.

Pocos minutos pasan antes de que soldados israelíes inicien un ataque con gases lacrimógenos contra el grupo, que se dispersa, mientras las tropas se infiltran por otro flanco de la ciudad, donde toman posiciones sobre los tejados de algunas casas y causan un herido.