• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Cientos de miles de personas están ya en el parque Rizal para la misa con el papa

En uno de los palcos instalados, canciones en directo, bailes y música amenizan la espera de los fieles filipinos, llegados desde todos los puntos del país/ EFE

En uno de los palcos instalados, canciones en directo, bailes y música amenizan la espera de los fieles filipinos, llegados desde todos los puntos del país/ EFE

La zona cercana al gran altar de la gigantesca explanada del parque Rizal, que se extiende por cerca de 60 hectáreas, se encuentra prácticamente ya ocupada a pesar de que faltan más de ocho horas para el evento, y muchos de los fieles han pasado la noche allí para asegurarse un lugar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cientos de miles de personas se concentraban ya a las 8:00 local (00:05 GMT) en el parque Rizal de Manila para la misa con el papa Francisco que está prevista a las 15:30 local y a la que se espera acudan varios millones de personas.

La zona cercana al gran altar de la gigantesca explanada del parque Rizal, que se extiende por cerca de 60 hectáreas, se encuentra prácticamente ya ocupada a pesar de que faltan más de ocho horas para el evento, y muchos de los fieles han pasado la noche allí para asegurarse un lugar.

Miles de fieles siguen llegando andando al parque Rizal desde las calles paralelas, ya que se han cortado al tráfico todas las carreteras que conducen a la zona.

En uno de los palcos instalados, canciones en directo, bailes y música amenizan la espera de los fieles filipinos, llegados desde todos los puntos del país.

Los más jóvenes no dejan de corear "Viva el Santo Papa", "Viva Lolo Kiko" (abuelo Kiko), el ya famoso apelativo que le han dado los filipinos, o cantar la canción oficial de esta visita en la que se repite en español: "bienvenido papa Francisco".

Una decena de maxi-pantallas permitirán a los presentes seguir la ceremonia, a la que está prevista acuda el presidente filipino, Benigno Aquino.

En Manila se recuerda la visita de 1995, cuando vino Juan Pablo II y al menos 5 millones de personas fueron a la misa que ofició en este mismo lugar.

La cantidad de gente que acudió en esta ocasión estaba impidiendo al papa polaco llegar a la zona y tuvo que ser finalmente transportado en helicóptero.

Antes de la misa, el papa visita la Universidad católica de San Tomás, donde encontrará a líderes religiosos y celebrará un encuentro con jóvenes en el campo deportivo de este centro.