• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Cientos de jóvenes accedieron a la fiesta de Haloween en Madrid sin entrada

Policía a las afueras de la Madrid Arena donde fallecieron tres jóvenes, tras una fiesta de Halloween celebrada en el recinto / EFE

Policía a las afueras de la Madrid Arena donde fallecieron tres jóvenes, tras una fiesta de Halloween celebrada en el recinto / EFE

Las mismas fuentes explicaron que en torno a las tres de la madrugada del jueves comenzó la actuación del DJ y fue en ese momento cuando se produjeron dos grandes movimientos de personas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cientos de jóvenes accedieron al recinto del Madrid Arena sin entrada en el momento en el que el músico y DJ Steve Aoki, principal atracción de la fiesta de Halloween en la que murieron tres jóvenes y dos resultaron heridas de gravedad, comenzó su actuación.

Así lo aseguraron a Efe fuentes de la investigación, que señalaron también que en el lugar donde se produjo la avalancha se han encontrado los restos de una bengala, una de las causas que pudo contribuir a la huida descontrolada de los jóvenes.

Las mismas fuentes explicaron que en torno a las tres de la madrugada del jueves (02:00 GMT) comenzó la actuación del DJ y fue en ese momento cuando se produjeron dos grandes movimientos de personas que confluyeron en el pasillo central.

Por un lado, un gran número de jóvenes que desde la pista central quería acceder a las gradas para ver mejor a Steve Aoki y, por el otro, cientos de personas que estaban fuera del recinto y que nada más empezar la actuación accedieron sin entrada y de forma descontrolada sin que la seguridad pudiera evitarlo.

Los dos grupos confluyeron en el pasillo central, chocaron entre ellos, formaron un tapón y se produjo la avalancha que, además, agravó cuando una persona encendió una bengala en esa misma zona.

Una estampida de la que muchos de los asistentes a la fiesta ni siquiera se percataron.

De hecho, la música continuó mientras la Policía comenzó a desalojar poco a poco el recinto para evitar males mayores.

No obstante, tres jóvenes fallecieron y otras dos, una de ellas menor, resultaron heridas muy graves.

La Policía trabaja en la identificación de la persona que prendió la bengala, a la vez que supervisa las grabaciones de las casi cien cámaras de seguridad instaladas en el recinto y toma declaración a testigos del suceso, responsables de la empresa organizadora del evento y familiares de las víctimas.